Cascos advierte a Rajoy que "con afinidades personales no se gana"

  • El ex secretario general del PP opina que Rajoy "ha optado por las personas más afines" y no está llevando una buena estrategia para ganar las próximas elecciones

Comentarios 8

El ex vicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos salió del silencio la semana pasada y no parece dispuesto a cerrar la boca hasta que lo haya dejado todo claro. "Rajoy ha optado por las personas más afines. No es un buen comienzo de la renovación deseable", advierte el veterano militante en referencia a los nombramientos que se han llevado a cabo para dirigir al partido en el Parlamento. Además, Cascos se muestra preocupado por la situación interna de la formación en la que lleva militando más de 30 años, porque, hoy por hoy, "hay demasiada gente en el PP hablando en voz baja porque no se atreven a decir en alto lo que piensan, y esto no es bueno".

La semana pasada, el que fuera secretario general del PP entre 1989 (en la desaparecida Alianza Popular) y 1999, rompió un silencio de cuatro años para terciar en la disputa interna del partido. Cascos advirtió entonces a los presidentes de Valencia y Murcia, Francisco Camps y Ramón Valcárcel, respectivamente, que el PP no es "un partido de barones" y que sus declaraciones de adhesión a Mariano Rajoy no debían incluir a los militantes de ambas comunidades. Unas palabras que ayer mismo apoyó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que no acaba de aclarar si será o no candidata a la Presidencia del partido en el Congreso Nacional de junio.

Cascos asegura, durante una entrevista en la revista de actualidad La Clave que si rompe su silencio es porque quiere que "el PP gane las próximas elecciones generales y que se hagan mejor las cosas". "La gente de la calle en estos momentos piensa que la Dirección del PP está enfrascada en tácticas de corto plazo para ganar el XVI Congreso, y no está concentrada en la estrategia de medio plazo para ganar las elecciones autonómicas, europeas y generales", comenta el veterano dirigente, que cree que "no había absolutamente ningún motivo" para que Mariano Rajoy presentara la dimisión tras la derrota del 9-M.

El ex secretario general del PP es especialmente crítico con los nuevos nombramientos para dirigir el partido en el Parlamento. "La política no es cuestión de oposiciones y de amistades, sino de sentido común y de experiencia. Con afinidades personales no se gana", censura Cascos, que prefiere "un mensaje claro transmitido por personas convincentes, con prestigio y experiencia". No se detiene ahí y las críticas parecen caer directamente sobre la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría: "El Congreso es el exponente máximo del equipo y del mensaje del partido. Los méritos para dirigir su grupo parlamentario hay que justificarlos con pruebas que lucen en el Diario de Sesiones".

Sobre noviciados y catecumenados

"Los noviciados y catecumenados se hacen en la bancada y no en los puestos de responsabilidad. Sin embargo, parece que Rajoy ha optado por las personas más afines, nuevas o veteranas, sacrificando a las personas de más peso y mejor preparadas. No es buen comienzo para la renovación deseable", añade Cascos, que dice sin tapujos que se refiere "entre otros" a Manuel Pizarro o Esteban González Pons. Sin embargo, Cascos elude en todo momento pronunciarse sobre la polémica en torno a Esperanza Aguirre y se limita a considerar que "con Rajoy es posible" ganar unas elecciones "en la medida en la que esté dispuesto a impulsar la renovación que necesita el PP para garantizar la victoria en las elecciones".

En otro momento de la entrevista, Cascos se pregunta si "no hay exceso de contradicciones, prudencias, silencios o cautelas". "Si éramos eficaces entonces (cuando ganaron las elecciones en 1996 y 2000) encontres, yo ahora me pregunto ¿Dónde están esos 'nuevos' eficaces en el PP? Porque al final hay que confrontar la eficacia del PP con la de Zapatero", añade el ex secretario general, que cree que el partido deben hacer "discursos realistas, sin estridencias, fácil sintonía con los ciudadanos, sin complejos ante la izquierda, sin hipotecas frente a los grupos económicos o mediáticos de presión, liderada por un equipo sólido de personas prestigiosas, serias y eficaces".

"Sin cirugía no habrá remedio a la esclerosis"

"Hay demasiada gente en el PP hablando en voz baja porque no se atreven a decir en alto lo que piensan, y esto no es bueno", asegura el ex secretario general del PP, que reitera que el partido "fue siempre" un "partido de bases, no un club de notables". "La UCD se rompió por las baronías y no debemos olvidarlo nunca", advierte Cascos, que considera "los apoyos a candidatos a título personal son perfectamente admisibles, en nombre de otros y más sin consultar a los demás, no", Cascos aclara que no se refiere a Camps en concreto "sino a todos los que invocan una representación colectiva".

El veterano dirigente cree que el PP perdió las elecciones porque "no ha sido capaz de hacer llegar su mensaje en muchos territorios". "Equiparar los fracasos a los éxitos es muy mal camino para iniciar una etapa de renovación", asegura. Así, aboga por adoptar una estrategia distinta en Cataluña y Euskadi: "Hay que dejar de hacer discursos pensados para ganar votos en el resto de España, a costa de los votantes del PP en esas mismas comunidades". Es especialmente crítico con la situación de las 'franquicias' autonómicas del partido: "Un grupo cada vez más pequeño de personas, con el apoyo de Génova, juega cada dos o tres años a las cuatro esquinas para renovarse a sí mismo. Sin cirugía no habrá remedio a la esclerosis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios