ETA pide a sus comandos que rellenen una ficha si el atentado falla o el material es defectuoso

  • La banda terrorista ha elaborado un completo manual que instruye a sus comandos en la utilización de armas y artefactos explosivos.

Comentarios 4

ETA ha elaborado un manual con el que instruye a sus comandos en el conocimiento, utilización y elaboración de artefactos explosivos y armas, que incluye dos fichas que tienen que rellenar "obligatoriamente" si el atentado falla o el material que reciben es defectuoso.

Bajo el título ‘Ikusi eta Ikasi: Etaren oinarrizko arma eta lehengailuen eskuliburua’ (Mira y Aprende: manual básico de armas y explosivos de ETA), este completo manual, de 61 páginas, con profusión de gráficos y editado exclusivamente en euskera, explica paso a paso cómo elaborar una bomba-lapa e incluye ilustraciones en las que se indican las referencias que tiene que tomar el etarra para que un coche-bomba "golpee directamente al objetivo".

El manual, que fuentes de la lucha antiterrorista destacan por su "profesionalidad", está dividido en cinco capítulos bajo los epígrafes: detonadores y sustancias explosivas; sistemas eléctricos o dispositivos; bombas; armas; y dos informes obligatorios a rellenar.

Es en este último de los capítulos en el que la dirección etarra incluye dos fichas a cumplimentar obligatoriamente por los comandos en el supuesto de que alguna de las armas o artefactos facilitados no funcione o dé problemas, o si el atentado falla. En el primero de estos supuestos se insiste en que no se utilice ningún arma o artefacto que no funcione correctamente ni que se intente arreglar, y se pide que el material se mande "de vuelta".

El material defectuoso debe ir acompañado de un informe en el que se especifiquen aspectos como: aparato o material al que se refiere, fecha de recepción, situación en la que fue recogido, fecha en la que se detecta el fallo, descripción del mismo, otras observaciones y cómo se ha utilizado y los pasos dados al percatarse de que no funcionaba.

Todo ello con el objetivo, tal y como indica el manual, de que se tomen las medidas necesarias para que no vuelva a suceder, algo que también sirve para la segunda de las fichas destinadas a informar de un atentado fallido.

En este supuesto, y con el propósito de sacar "conclusiones", los etarras deben especificar a la dirección de la organización terrorista la fecha, el lugar y el objetivo del atentado, así como descripción del fallo, el material utilizado y la opinión del "talde".

El manual contiene también un preámbulo, ‘Sar Hitza’, en el que la dirección de ETA destaca su preocupación por la formación y habla de la importancia de adaptar los viejos manuales a la nueva tecnología, pide que se lea bien y se interiorice. Así, dice el manual, "nuestra lucha será más eficaz y segura".

"El libro que tienes entre manos es un manual imprescindible y básico de los artefactos, explosivos y armas que utiliza la organización en la planificación de sus acciones hoy en día", se resume en esta guía, que destaca por una elaborada maquetación y una presentación de los contenidos muy "pedagógica", con numerosas fotos, infografías, esquemas, resúmenes y alertas tipográficas en rojo.

En el primer capítulo se describen los tipos de detonadores y sustancias explosivas utilizados por ETA, cómo guardar y manejar desde la dinamita hasta el amonal o el amosal pasando por el TNT o la ‘kazkabarra’ -otro tipo de explosivo elaborado por ETA-, y los pasos a seguir para componer un artefacto.

Después se informa de los diferentes sistemas eléctricos y dispositivos que componen una bomba, montaje paso a paso de un temporizador, utilización de los controles remotos, trucos para distinguir si un objetivo tiene inhibidor o cómo construir una bomba lapa.

El tercer capítulo está destinado a la tipología de las bombas, dirigidas o no, explica como preparar una ‘olla’ y los artefactos destinados a "grandes sabotajes", mientras que el cuarto epígrafe habla de armamento y munición (se indica que la que más utilizan es la 9 mm parabellum) y aparecen fotos de armas que van desde un revólver Rossi a un bazoca, pasando por un fusil kalashnikov y fusiles Motz o Cetme.

"Tened en cuenta que en todo momento lo principal es la seguridad de uno mismo", se alerta en este manual, que utiliza los colores de la ikurriña para ilustrar una portada con un etarra disparando y que se cierra con un “JOTAKE!” (dale que te pego).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios