El Gobierno baraja incorporar a los autónomos a los '400 euros'

  • El ministro Caldera admite que la medida podría acarrear "suaves efectos inflacionistas".

Comentarios 2

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha matizado la promesa del PSOE de devolver 400 euros a todos los contribuyentes del IRPF asegurando que, aunque "en el concepto inicial" de la medida no se incluía a los autónomos, ahora sí que están "encima de la mesa" y que la decisión se tomará cuando se ponga en marcha la ley. Por su parte, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, reconoció que la aplicación de esta propuesta puede acarrear "suaves efectos inflacionistas", pero que son preferibles a que la "tasa de crecimiento de la economía descienda de forma fuerte".

Ayer mismo el vicepresidente segundo explicaba sobre la no aplicación de esta medida a los trabajadores autónomos que éstos tienen otra forma de tributar y que, de momento, el Gobierno no contempla la posibilidad de ampliar la propuesta para incluirlos. "A la reforma se le ha dado un tratamiento parecido a las deducciones de la renta del trabajo, que se aplican sólo a trabajadores dependientes y pensionistas", subrayó el vicepresidente económico.

Sin embargo, después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asegurara ayer que los '400 euros' se ampliarán también para los autónomos, hoy Solbes aseguró que "es un tema que está encima de la mesa". Tras participar en un acto de presentación de la candidatura del PSOE por Madrid en las próximas elecciones generales, el ministro de Economía reconoció que "en el concepto inicial (de la medida) no estaba incluida", pero que ahora se está estudiando.

"La decisión se tomará en su día cuando salga la ley", añadió el vicepresidente segundo, que ayer ya explicó que, si el PSOE resulta ganador de los comicios del 9 de marzo, la medida se estudiará en el primer Consejo de Ministros tras la cita con las urnas. Así, los '400 euros' pasarían al Parlamento para su debate y posterior aprobación, por lo que, según los cálculos de Solbes, la ayuda entraría en vigor en junio de 2008.

Por otro lado, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales reconoció que la devolución de los 400 euros podría acarrear "suaves efectos inflacionistas", pero que éstos son preferibles a "que la tasa de crecimiento de la economía descienda de forma fuerte" por un frenazo del consumo. Caldera aseguró que no se trata de una medida "improvisada", sino que el Gobierno lo estudiaba "desde hace tiempo" y ha esperado al "foro adecuado": la elaboración del programa electoral.

En este sentido, el ministro explicó que la decisión de articular esta devolución responde a la necesidad de "inyectar" liquidez a las familias desde el mes de junio, independientemente de que la medida se "consolide" a partir del próximo ejercicio como una deducción en cuota "que será permanente y se integrará en una futura reforma del impuesto". Además, dijo que en un principio se planteó elevar el mínimo exento, pero que se desestimó porque no permitía aplicar el beneficio a todos los cotizantes por igual.

Caldera arremetió además contra la propuesta del PP del elevar el mínimo exento hasta los 16.000 euros, porque los que ganan menos de esa cantidad "pagan una media de 320 euros al años" y con la devolución prevista por el PSOE se verán exonerados de 400 euros. Así, explicó que la reforma fiscal que propone el PP supondrá para el número dos del PP por Madrid, Manuel Pizarro, una devolución de 30 millones de pesetas, mientras que con la del PSOE se situaría en 400 euros, "como todos los españoles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios