IU promete pensiones mínimas de 660 euros y un gran pacto anticorrupción

  • La coalición propone crear un Impuesto Sobre las Grandes Fortunas para aquellos que tengan ingresos anuales superiores a 100.000 euros

Comentarios 6

Izquierda Unida (IU) ha hecho públicas las propuestas que pondrá en marcha en el caso de que la candidatura de su secretario de organización, Gaspar Llamazares, resulte la vencedora en las próximas elecciones del 9 marzo. Así, IU prometió elevar las pensiones mínimas a 660 euros y crear un Impuesto Sobre las Grandes Fortunas, para los españoles que dispongan de ingresos anuales superiores a 100.000 euros, así como un pacto anticorrupción entre las principales fuerzas políticas del país, para consolidar una regeneración democrática.

Además del nuevo impuesto propuesto por la formación izquierdista, también se contempla una reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para así, redistribuir la carga fiscal "sobre quienes más ganan". Sin embargo, uno de los puntos fuertes de la campaña electoral estará dirigido a los más jóvenes, con nuevas propuestas acerca del acceso a la vivienda y a un empleo estable.

El partido liderado por Gaspar Llamazares quiere reconocer el derecho "subjetivo, universal y exigible por ley a una vivienda digna tras establecer un calendario de aplicación", y desarrollar un plan urgente contra la precariedad laboral, basado en la reforma del Estatuto de los Trabajadores, empleo de calidad, estable y a tiempo completo. Además propone la tipificación como delito del incumplimiento sistemático y "flagrante" de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. 

Asimismo, IU pretende "ampliar la democracia" con una reforma de la Ley Electoral que permita una ley "justa que garantice la representatividad y proporcionalidad de los resultados electorales", así como la consolidación de un Estado social participativo, con una Ley de Democracia Participativa y el fortalecimiento del movimiento asociativo. En esta misma línea, también ofrece un pacto contra la corrupción y exige una reforma del sistema de elección de los órganos constitucionales e institucionales del Estado, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Constitucional (TC) o el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El programa, dividido en 25 puntos que trazan "una línea roja y verde" de las propuestas políticas de IU, contempla, en materia medioambiental, la necesidad de elaborar un plan urgente contra el cambio climático así como el desarrollo de una Ley de Ahorro y eficiencia energética, cerrar las centrales nucleares y fomentar una nueva cultura del agua.

También cobrará importancia la educación, a través de una importante defensa de la escuela pública y laica "de calidad" con medidas como el incremento de las plazas públicas para niños de cero a tres años, la instauración de la educación obligatoria hasta los 18 años, dotar de prioridad a la formación profesional y llevar a cabo una moratoria de los conciertos educativos y estabilidad laboral para el profesorado interino.

Como no podía ser de otra forma, IU incluirá en su programa distintas medidas para resarcir la memoria histórica, como la anulación "global" de los juicios del franquismo y la creación de un Instituto de la Memoria Histórica. Además, pretende consolidar un Estado "federal, republicano, solidario y laico", a través de la convocatoria de un referéndum para determinar la forma política del país.

Gaspar Llamazares aseguró, durante su intervención en el 'Foro Programático de IU. Propuestas para una alternativa de izquierdas', celebrado en Madrid, y que sirvió para dar a conocer a la ciudadanía el plan del partido de cara a los próximos comicios que considera "oportuno que quien decida en la política española sea IU con sus políticas de izquierdas, y no CiU y el señor Duran con sus políticas conservadoras", en referencia a un posible pacto con el PSOE, partido que en opinión del líder de IU será el que resulte ganador de las próximas elecciones, dado que el PP "no tiene ninguna posibilidad". 

Así, señaló que "para la próxima legislatura queremos ser no solamente influyentes y exigentes con aquello que el PSOE incumple o la sociedad demanda, sino que queremos ser decisivos" ya que pretenden que en los próximos cuatro años "funcione la mano izquierda de la sensibilidad, de un modelo de desarrollo y la participación democrática". 

Para ello, expresó su intención de "convocar a la movilización del electorado progresista, de izquierdas, que tiene todas las razones para plantearse un cambio frente a la derecha y también un cambio a la izquierda del PSOE y de lo que ha hecho el Gobierno a lo largo de esta legislatura.

Además, criticó la "democracia de mercado" que en su opinión a desarrollado el Gobierno socialista durante esta legislatura "donde las propuestas y los candidatos se hacen como si se tratase de vender un producto a unos clientes". Y es que IU considera la democracia como un valor "mucho más profundo" y "cree en la democracia republicana, en la participación democrática y en la autonomía de los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios