Ibarretxe no acepta un "portazo" de Zapatero a negociar lo que habló con ETA

  • El 'lehendakari' ha exigido al presidente del Gobierno que acepte negociar ahora con él lo que hace unos meses se abrió a discutir con ETA y no dé un "nuevo portazo" político a una oferta de diálogo de las instituciones vascas.

Comentarios 1

Presentado por el actor catalán Joel Joan, Ibarretxe ha pronunciado una conferencia organizada por tres entidades independentistas catalanas -la plataforma Soberanía y Progreso, el Círculo de Estudios Soberanistas y la plataforma Por el Derecho a Decidir-, aprovechando su visita de un día a Barcelona.

Tras unas primeras palabras de agradecimiento en catalán a los cerca de 700 asistentes al acto, Ibarretxe ha iniciado su discurso, apoyado por una presentación gráfica con diapositivas que incluían datos para ilustrar la trayectoria institucional del autogobierno vasco desde el siglo XIX hasta su última propuesta de consulta popular para el 25 de octubre de 2008.

El 'lehendakari' ha advertido de que no aceptará un "nuevo portazo" de Madrid a los planteamientos que democráticamente ponga encima de la mesa la sociedad vasca, después de haber visto en 2005 cómo el llamado 'plan Ibarretxe' era rechazado de plano en el Congreso.

Ibarretxe ha asegurado que su oferta de pacto político y su "mano tendida" a Zapatero es "sincera", pero en cambio el presidente del Gobierno español dice no estar "dispuesto a negociar" en los términos que propone el 'lehendakari'.

En este sentido, ha avisado de que si el Gobierno español no acepta ni el diálogo ni su "mano tendida", el ejecutivo vasco no tirará la toalla. "Seguiremos adelante", ha afirmado Ibarretxe, que piensa pedir permiso al Parlamento vasco para convocar una consulta que será "legal" aunque no vinculante y que puede servir de "llave" para encontrar la solución al conflicto.

Ibarretxe ha insistido en que el futuro del País Vasco "está en manos de la sociedad vasca" y ha recalcado que la existencia de ETA "no puede ser utilizada como excusa por parte del Gobierno español" para frenar cualquier proceso resolutivo que se plantee.

Respecto a la fracasada negociación del Gobierno con ETA, ha evitado verter "una sola palabra crítica" a Zapatero por haberlo intentado, ya que se trató de "un intento honesto", pero no está dispuesto a aceptar la actitud que han adoptado ahora los socialistas.

"No puedo aceptar que aquello que has estado negociando con ETA hace unos meses, y me parece bien, te niegues a negociarlo con el presidente legítimo y democrático de la sociedad vasca", ha dicho Ibarretxe dirigiéndose a Zapatero. "No voy a aceptar nunca que sea ETA quien nos dé permiso para que tú y yo podamos sentarnos a hablar", ha añadido.

El 'lehendakari', que se ha mostrado "optimista", ha asegurado no tener "miedo al fracaso" y, en cambio, ha afirmado que quienes se oponen a la consulta que quiere impulsar, quizás sí tienen "miedo a la respuesta" que pueda dar la sociedad vasca.

"Los problemas en esta vida se resuelven con iniciativas que eran absolutamente inimaginables al principio, pero que se tienen que construir con nuestras propias manos", ha explicado.

Según Ibarretxe, "nunca más será ETA la que encienda la luz de la esperanza y la cierre cuando le apetezca", sino que deben ser los vascos quienes decidan abrir y cerrar en su momento el proceso.

"Voy a luchar hasta al límite por un acuerdo entre vascos. Nuestro país no lo puede construir el 51% de la población contra el 49% restante, pero tampoco el 49% puede impedir los proyectos del 51%", ha remarcado.

También ha rechazado que España trate al País Vasco como una de sus "partes subordinadas" y actúe de acuerdo con la expresión de "la maté porque era mía". El "único camino" para encontrar una solución al conflicto, según él, "es el reconocimiento y el respeto mutuo". "El siglo XXI es el siglo de la libre adhesión, no de la imposición", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios