López: "Ya vale de amenazas del PNV, la Biblia no dice que tengan que gobernar"

  • El líder de los socialistas vascos dice que su "objetivo irrenunciable" es ser 'lehendakari' y pide a los nacionalistas que acepten el resultado de un "proceso democrático irreprochable"

Comentarios 36

El secretario general del PSE y candidato a lehendakari por la formación, Patxi López, ha asegurado este martes que el objetivo de que el próximo lehendakari sea socialista es "irrenunciable" y advirtió al PNV de que no acepta "ningún tipo de amenazas" porque "el país no es suyo".

En un rueda de prensa celebrada en Bilbao, López se dirigió a los nacionalistas para pedirles que "ya vale de amenazas". "Como si una profecía bíblica nos dijera que, o el PNV está en el Gobierno, o se abren los infiernos", dijo. Además les pidió "un talante democrático" porque "no es malo estar en la oposición".

"Es muy grave el discurso que está realizando porque está amenazando con el Apocalipsis y denunciando que no ha sido un proceso democrático porque no ha estado la izquierda abertzale cuando, en realidad, ha sido un proceso democrático irreprochable", defendió.

Por otra parte, adelantó que la comisión negociadora del PSE estará compuesta por los tres secretarios generales provinciales, el presidente de la formación y el secretario de Organización.

Éstos acudirán, en primer lugar, a la cita con el PNV, al que "respetan" que inicie la ronda de contactos, por haber sido el partido mayoritario. Sin embargo, López aclaró que intentará recabar los apoyos necesarios para ser lehendakari.

Ares: "Les hubiera gustado contar con los votos de los abertzales"

Por otro lado, el portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Rodolfo Ares, ha afirmado este martes que a Ibarretxe "lo que le hubiera gustado" es que "los abertzales estuvieran en el Parlamento" para contar con sus votos y "sacar adelante sus planes". Asimismo, lamentó que la intención del PNV, si el candidato socialista Patxi López llegase a la lehendakaritza, fuera convertirse en una oposición "radical".

"Se pone de manifiesto otra vez que al PNV y, sobretodo, a Ibarretxe lo que le hubiera gustado es que los radicales abertzales estuvieran en el Parlamento para seguir contado con sus votos como hicieron en el pasado", destacó Ares en una entrevista. "Hay que recordar que Ibarrtxe siempre salía elegido con sus votos y que contó con ellos para sacar adelante sus planes, llámese Plan Ibarretxe, por no remontarme a Lizarra", agregó el socialista.

En este sentido, lamentó que la intención del PNV, si López se convierte en lehendakari, sea la de convertirse en una oposición "radical" con la tentación "de volver a reeditar un discurso de poca legitimidad democrática" como, a su juicio, "hizo en las elecciones pasadas". Dicho esto, apuntó que en la hipótesis de hacer "esa política radical" se verá "una fotografía muy esclarecedora del comportamiento de cada uno" en el País Vasco.

Por otra parte, preguntado por la posibilidad de que el PNV intente negociar con la dirección del PSOE en Madrid, Ares indicó que "siempre ha tenido esa tentación" aunque aseguró que no obtendrán ningún resultado. Además, agregó que los socialistas vascos cuentan con el apoyo del PSOE "para tomar la inciativa y las decisiones necesarias".

Hablarán con todas las fuerzas políticas

Ares aseguró que hablarán con todas las fuerzas políticas para obtener un "máximo apoyo" y señaló que a partir de ahí "serán otros" los que tendrán que decidir "si quieren respaldar o no políticamente" al partido en la presentación del debate de investidura. Eso si, afirmó que no iban a crear un Gobierno frentista sino "un Gobierno para cohesionar a la sociedad y para luchar contra el terrorismo".

También, espetó que el PNV tomará las decisiones que crea oportuna pero, recordó, que en los últimos años con un Gobierno en minoría "han apoyado a los Gobiernos de Ibarretxe" para "dar estabilidad al país" y, a su juicio, el PNV parece que "quiere ir por otra vía". "Será muy curioso saber si ellos tienen la misma responsabilidad y el mismo sentido de país para la sociedad vasca como lo tuvimos nosotros en los últimos cuatro años", mencionó.

Finalmente, consideró fundamental garantizar el progreso y bienestar en el País Vasco y comentó que esas son "las prioridades" para poder hacer Gobierno para "unir al país" y buscar "proyectos compartidos" y, por tanto, "construir el futuro de la sociedad vasca entre todos y para todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios