López promete eliminar los "muros de la vergüenza" de las calles vascas

  • El candidato socialista a lehendakari garantiza que si llega al poder no habrá "ni un solo espacio público de impunidad" · El líder del PSE dice que los que dan cobertura a la violencia "son menos que nunca"

Los socialistas vascos recordaron ayer en Mondragón a su ex edil Isaías Carrasco en el primer aniversario del atentado de ETA que acabó son su vida, en un acto en el que líder del PSE/EE, Patxi López, prometió que no habrá "ni un sólo espacio público para la impunidad" si es lehendakari.

López censuró la presencia de los carteles con fotografías de etarras que cuelgan de la verja del Banco Guipuzcoano, en la plaza de la localidad guipuzcoana. En su opinión, "no se puede consentir que haya espacios para la impunidad y para la apología del terrorismo", ya que advirtió que estos espacios "son sólo para los demócratas".

El líder de los socialistas vascos aseguró que "no se puede permitir que la familia de Isaías se encuentre en su propio pueblo con el muro de la vergüenza en que las fotos de etarras que justifican el asesinato de su marido y de su padre les mire como un insulto permanente a su memoria".

Por ello, el secretario general de los socialistas vascos insistió en que "eso va a desaparecer, vamos a acabar con ese muro de la vergüenza". "No puede haber un solo espacio de impunidad en democracia para que nadie de cobertura, aplauda o justifique la violencia", remarcó. A su juicio, deslegitimar la violencia es "educar en valores de tolerancia, de respeto a la diversidad, de respeto al diferente pero es también evitar que nadie tenga espacios para la impunidad, para aplaudir o para dar cobertura a la violencia y eso lo vamos a hacer con contundencia".

Hasta Mondragón se desplazó una amplia representación del PSE-EE, entre los que se encontraban Jesús Eguiguren, José Antonio Pastor, Miguel Buen, Eduardo Madina o Manuel Huertas, así como alcaldes y ediles socialistas guipuzcoanos.

Tras realizar una ofrenda floral en el lugar donde fue asesinado Isaías Carrasco y de guardar un minuto de silencio (que finalizó con un largo aplauso), Patxi López recordó al ex edil de Mondragón como "un trabajador de 46 años cuyo único delito había sido defender la libertad de todos y las ideas de los socialistas".

López aseguró que un año después del asesinato del concejal socialista los que lo mataron "están más débiles que nunca y los demócratas y los socialistas, a los que quisieron acallar la voz, estamos más fuertes que nunca". Por ello consideró un éxito las pasadas elecciones vascas, que en su opinión son muestra del "signo esperanzador de la evolución de la sociedad vasca y también del propio mundo del abertzalismo radical" porque los que "defienden y dan cobertura a la violencia" son "menos que nunca".

La hija del ex edil asesinado quiso dar las gracias a todas las personas que se acercaron hoy a la calle Navas de Tolosa para rendir homenaje a su padre y afirmó que este acto no es sólo para él, sino para "todas las víctimas del terrorismo, toda la gente a la que ETA ha destrozado".

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, aseguró ayer que la "disposición" de su partido es conformar un Gobierno vasco de coalición con el PSE para "dar soporte" pero también "coherencia" a ese nuevo Ejecutivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios