Otegi sigue en prisión por homenajear a un etarra tras negarle amparo el TC

  • El Constitucional ratifica la condena de quince meses de cárcel al portavoz de Batasuna por enaltecimiento del terrorismo · El líder de la formación ilegalizada tiene abiertas tres causas más

El portavoz de la ilegal Batasuna Arnaldo Otegi seguirá entre rejas. El Tribunal Constitucional rechazó ayer la admisión a trámite del recurso de amparo presentado por Otegi contra la sentencia del Tribunal Supremo que confirmaba la condena a 15 años de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo que cometió durante su intervención en un homenaje al fallecido etarra Argala en diciembre de 2003. El dirigente de Batasuna permanece desde el 8 de junio de 2007 en la prisión vasca de Martutene (San Sebastián) cumpliendo esta condena.

A través de una providencia notificada ayer, la Sección Cuarta de la Sala Segunda del Constitucional rechazó el recurso presentado por la defensa de Otegi, que pedía amparo al TC ante lo que consideraba una vulneración, entre otros, de los derechos fundamentales a la libertad de expresión, a un juicio justo y a la tutela judicial efectiva. Algo que, según el tribunal, el líder de Batasuna no ha justificado de forma suficiente. "El recurrente no ha satisfecho de forma expresa la carga consistente en justificar la especial trascendencia constitucional del recurso", tal y como indica el artículo 49.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC).

Este precepto legal señala que para obtener el amparo necesario presentar una demanda en la que se expongan "con claridad y concisión los hechos que la fundamenten", se citen "los preceptos constitucionales que se estimen infringidos" y se fije "con precisión el amparo que se solicita para preservar o restablecer el derecho o libertad que se considere vulnerado". Es decir, que en el recurso hay que decir algo más que "que el propio derecho fundamental ha sido violado" y Otegi no lo ha hecho y dicha "omisión impide la admisión a trámite del recurso".

Otegi seguirá por tanto encarcelado en Martutene donde permanece desde el pasado 8 de junio para cumplir una condena de 15 meses de cárcel, que cumplirá el próximo mes de septiembre, y de 7 años y 3 meses de inhabilitación que la Audiencia Nacional dictó el 27 de abril de 2006 y que el Supremo confirmó el mismo día en que se ordenó su ingreso en el citado centro penitenciario. El dirigente de la formación ilegalizada fue detenido justo antes de iniciar una rueda de prensa que había convocado en un hotel de Bilbao.

El homenaje al etarra Argala -fallecido en 1978 a causa de un atentado perpetrado por un grupo de extrema derecha - se celebró el 21 de diciembre de 2003 en Arrigorriaga (Vizcaya) en la plaza de esta localidad que lleva su nombre. En su declaración Otegi defendió que "no se trató de un acto de homenaje" a un etarra sino de un acto político por uno de los ideólogos del independentismo vasco.

Además de ésta, Otegi mantiene abiertas otras tres causas, que llevan aparejadas penas que oscilan entre los 2 y los 15 años de prisión. La más grave de todas es el sumario contra los integrantes de las sucesivas mesas nacionales de Batasuna, que el juez Baltasar Garzón finalizó el 1 de abril con el procesamiento de Otegi y otros 39 dirigentes abertzales. Tiene otro procedimiento por enaltecimiento del terrorismo y un tercero por el mitin de Anoeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios