El PNV consideraría "una agresión política" un pacto entre PSE, PP y UPyD

  • El presidente del PNV vizcaíno señala que a los 100.000 votos nulos les corresponderían siete escaños, lo que "daría la vuelta a la correlación de fuerzas"

Comentarios 22

El presidente del PNV vizcaíno y nuevo diputado nacionalista, Andoni Ortuzar, avisó hoy de que su partido consideraría una "agresión política" que se unieran socialistas, 'populares' y UPyD en el Parlamento vasco para formar gobierno y con "el único objetivo" de apartar al PNV de la Lehendakaritza. A su juicio, sería un acuerdo "antinatura" al que los nacionalistas vascos responderían "con todos los elementos" a su alcance.

En declaraciones a RNE, Ortuzar defendió que la victoria del PNV en las elecciones celebradas ayer es "clarísima" y rechazó la posibilidad de que se unan partidos "con el único objetivo" de desplazar a los nacionalistas vascos del poder. "¿Qué tienen en común el PSOE, el PP y UPyD? -se preguntó-. En todos los demás sitios de España están a la gresca y no son capaces de ponerse de acuerdo, ¿aquí van a ser capaces de gestionar un gobierno ellos tres juntos?".

En este sentido, aseguró que se trataría "de una cosa un poco antinatura" y el PNV lo entendería como "una agresión política". "Entenderíamos que no es justo, sería muy raro y tendríamos que responder con todos los elementos a nuestro alcance --explicó preguntado por la respuesta del PNV en el Congreso--. No es posible aquí hacer ese tipo de políticas y luego pedirnos responsabilidad en Madrid".

Ortuzar también rechazó que Patxi López se alce como 'lehendakari' con apoyo del PNV y apuntó que la democracia "tiene unas normas de las que no habría que salirse". "Suele decirse que el mar vuelve a ganar el terreno que se le quita", señaló antes de poner como ejemplo la derrota del bipartito de PSOE y BNG en Galicia. "Sería muy extraño que siendo la primera fuerza se nos pidiese ese sacrificio", aseveró.

Mientras, en una entrevista en ETB, el presidente del PNV vizcaíno aseguró que a pesar de lo que ha prometido durante la campaña el candidato a lehendakari por el PSE-EE, Patxi López, sobre un "cambio" en el Gobierno vasco "sin frentismo", tras los resultados de ayer "va a tener que hacer un frente" con PP y UPyD si quiere optar a dirigir la Lehendakaritza.

Además, afirmó que ahora Juan José Ibarretxe, como candidato más votado, iniciará contactos con el resto de fuerzas políticas para conformar gobierno y se irá "viendo qué disponibilidad" tienen los otros partidos.

Gobierno con mayoría minoritaria

"Nosotros tenemos 30 escaños y no en todos los países se gobierna con mayoría absoluta, hay gobiernos con minorías mayoritarias. Por lo tanto, está todo muy abierto y es pronto para dar por final y fijar la fotografía de este proceso. Hay unos meses por delante para ir fraguando la mejor alternativa de gobierno posible, es por lo que nosotros vamos a trabajar", añadió.

"López debe darse cuenta de la posición en la que está, de que ese cambio que él promete es un cambio que tiene difícil venta en la medida que es un cambio que lo tiene que hacer forzosamente con el Partido Popular. Han estado toda la campaña diciendo que no hay frentes, que no va a haber frentes y van a tener que hacer frentes para hacer un gobierno de cambio, su gobierno, van a tener que hacer un frente con el PP y Rosa Díez. Por lo tanto creo que todos tenemos que hacer una reflexión sobre los resultados y, a partir de ahí, empezar a hablar", explicó.

Por último, recordó que hubo 100.000 sufragios nulos que se pueden atribuir a las listas ilegalizadas y que les corresponderían a siete escaños. Según aseguró, estos diputados "darían la vuelta a la correlación de fuerzas" del Parlamento vasco y, "en una lectura objetiva de los datos, habría que tenerlo en cuenta". "El PSE tiene que tenerlo en cuenta, sigue habiendo 100.000 vascos que están ahí y tendrían siete representantes, es un dato para la reflexión", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios