El PSOE considera un "infundio" la insinuación de contactos entre PSE y Batasuna

  • El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, asegura que las llamadas se produjeron el mismo día de las elecciones.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "infundio" las afirmaciones realizadas por el presidente del PNNV de que ha habido contactos entre PSE y Batasuna. En sus declaraciones, Urkullu señaló que estas llamadas llegaron a producirse incluso el mismo día de las elecciones vascas, el pasado 1 de marzo, y que toda esta trama, según explican sus fuentes "bastante fiables", se debe a un acuerdo entre PP y PSE para sacar al PNV de las instituciones en Euskadi.

"Me parece absolutamente un infundio", señaló al respecto Zapatero durante una rueda de prensa concedida junto al presidente de Serbia, en la que no quiso ahondar más en el tema recordando que sus compañeros de partido en el País Vasco, así como la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ya han desmentido estas palabras del PNV. 

Así, Pajín hablaba en la sede del partido socialista asegurando que es "rotundamente" falso que el PSE hubiera contactado con la formación ilegalizada, y atribuyó las declaraciones al "nerviosismo" de los nacionalistas ante los resultados electorales y a un "intento de estrategia" para "emponzoñar las relaciones entre el PSE y el PP". "No lo van a conseguir", aseveró.

Pajín recordó que la primera ronda de contactos del PNV tras las elecciones del 1 de marzo ha puesto de manifiesto que "no va a ser posible" que los nacionalistas vuelvan a Ajuria Enea y subrayó que quien lo "va a hacer" es el PSE. Para ello, dijo, el PSE "evidentemente" se reunirá en primer lugar con el PP, con el que hablará de lo que han venido "hablando en público", es decir, de "la posibilidad de un nuevo tiempo político" basado en un Gobierno "meramente socialista".

Todas estas declaraciones son consecuencia de otras realizadas por el presidente del PNV. Urkullu, afirmaba que hay rumores de "bastante fiabilidad" que apuntan a que socialistas y representantes de la antigua Batasuna están iniciando contactos para desalojar a su partido del Gobierno vasco. "Son rumores que existen e incluso llamadas del mismo domingo por la noche. Cuando hago referencia a la pinza entre PP, PSOE y también a ese mundo de la izquierda abertzale me refiero a ese único propósito de desalojar al PNV de las instituciones", aseveró.

Urkullu denunció que se produjo "un pacto tácito" entre PSOE y PP en la campaña electoral con el objeto de "desplazar" al PNV del Ejecutivo vasco, y explicó que a este hecho se refería cuando hablaba de "golpe institucional"."Ha podido sonar duro, pero detrás de todo lo que estamos viviendo, ha habido una ocultación del PSOE a la ciudadanía que se ha visto claramente manifestada en la misma noche del domingo electoral", remachó.

Tras apuntar que el PP centraba su atención, antes de la cita electoral, en los intereses del partido en el ámbito nacional, criticó que no existe ningún proyecto común entre populares y socialistas aparte del que pasa por desalojar a la formación de Juan José Ibarretxe de las instituciones. "El único objetivo es desplazar al PNV haciendo caso omiso a su propio discurso de transversalidad, de acuerdo por la pluralidad", criticó. 

El presidente del PNV rechazó hablar de ilegitimidad en referencia a las posibles alianzas políticas, y prefirió hacerlo de "golpe institucional" porque el PSOE y el PP miran, en su opinión, sólo a los intereses de sus formaciones en el ámbito nacional. "Las elecciones no reflejan el mapa sociopolítico del País Vasco", indicó, para arremeter contra "quien se autodenomina" izquierda abertzale y pretende "hacer una pinza" para lograr el abandono del PNV de la Lehendakaritza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios