La lucha contra eta Fructífera y esperanzadora cumbre hispano-francesa

París y Madrid ponen en marcha la 'guerra preventiva' contra ETA

  • Sarkozy y Zapatero cierran un acuerdo "vital" para reforzar la efectividad de los equipos conjuntos antiterroristas en el país vecino · También impulsan las repatriaciones conjuntas de 'sin papeles'

Comentarios 3

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pusieron ayer los cimientos de la guerra preventiva contra ETA al cerrar un acuerdo "decisivo" para prevenir atentados y perseguir a los activistas de la organización terrorista en el territorio de ambos países, con equipos de investigación conjuntos permanentes.

En la rueda de prensa con la que concluyó en el Elíseo la XX Cumbre bilateral, Zapatero destacó la "gran trascendencia" de este acuerdo de colaboración, que supondrá ampliar los efectivos españoles y franceses destinados a la lucha contra el terrorismo y que éstos trabajen con todas las garantías necesarias en el territorio del país vecino.

"No serán los terroristas los que tengan la ultima palabra, sino la democracia", garantizó Sarkozy, quien aseguró que Francia "estará siempre al lado de la democracia española frente al cáncer del terrorismo".

Zapatero agradeció esa colaboración, que calificó de "vital", e hizo hincapié en la importancia de crear una estructura de trabajo conjunto y permanente entre la dirección general de la Policía gala y la dirección general de la Policía y de la Guardia Civil española, en un terreno "sensible" para países soberanos.

Tras estimar que la investigación y la prevención es la vía más eficaz para evitar atentados, mostró su satisfacción por una cooperación que permite "preservar al máximo posible la libertad, la vida y la seguridad" de los ciudadanos. Los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Michele Alliot-Marie, fueron los encargados de firmar este acuerdo, anunciado por Zapatero y Sarkozy durante la pasada Cumbre UE-África celebrada en Lisboa, tras el asesinato en el país vecino de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, el pasado 1 de diciembre.

"Hoy hemos avanzado de manera decisiva", aseguró el jefe del Ejecutivo español, quien agradeció de nuevo a Sarkozy la eficacia de la policía gala al detener a dos de los terroristas que asesinaron a los guardias civiles y el empeño con el que siguen colaborando para detener al tercer implicado.

El presidente galo subrayó su apuesta por reforzar aún más su colaboración antiterrorista y aseguró que, en la lucha contra ETA, Francia eligió hace tiempo "su campo, la España democrática", una decisión "estratégica" que va más allá de los colores de los gobiernos de turno.

La colaboración entre ambos países también brillará en el terreno de la inmigración. Así, impulsarán las repatriaciones conjuntas de irregulares en el marco europeo. También se proponen impulsar la agencia Frontex para reforzar la vigilancia en las fronteras exteriores de la UE. En este contexto, los dos países se asociarán para poner a disposición de la agencia los medios necesarios para una vigilancia más intensa en las costas marítimas del Magreb y África del Oeste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios