La Policía francesa detiene a dos etarras

  • Son miembros de un comando ya desarticulado e iban a actuar si De Juana Chaos moría

La Policía francesa detuvo ayer en la localidad vascofrancesa de Bayona a Garikoitz Pascual y Eneko Pascual en virtud de una euroorden por su presunta pertenencia al comando Urederra de ETA (complejo Donosti) desarticulado en 2007, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Los dos hombres, que son primos y naturales de Hernani (Guipúzcoa), viajaban en un vehículo al ser detenidos y no opuesieron resistencia. Ambos han sido trasladados a la comisaría de la ciudad fronteriza, a la espera de que se les notifique la euroorden en su contra por pertenencia a banda armada.

Los arrestos se han producido en cumplimiento de una euroorden española emitida contra ellos, de las docenas que se han activado en los últimos meses por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

El 7 de mayo de 2007 ambos fueron procesados por el juez Ismael Moreno junto a otros catorce miembros, responsables y colaboradores del llamado Complejo Donosti, entre ellos el presunto jefe militar de ETA, Garikoitz Azpiazu, Txeroki. Este comando tenía la orden de cometer un atentado en el caso de que falleciera el preso etarra José Ignacio de Juana Chaos durante su huelga de hambre y disponía de al menos 180 kilos de explosivos.

Años antes, en diciembre de 2002, Garikoitz Pascual, fue absuelto por el Tribunal Supremo de un delito de colaboración con banda armada por falta de pruebas, después de que éste recurriera una anterior sentencia de la Audiencia Nacional que le condenaba a cinco años de prisión.

La Fiscalía del Tribunal Especial de lo Criminal de París pidió ayer 30 años de prisión para el ex jefe del aparato militar de ETA Juan Ibon Fernández Iradi, Susper, por el intento de homicidio voluntario contra un gendarme en 2001, en el suroeste de Francia, cuando trataba de eludir un control. Para el también etarra Antonio Agustín Figal Arranz, Biskor, juzgado junto a Susper y acusado de complicidad, el Ministerio Público solicitó una pena de 12 años de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios