El Príncipe entra en la cuarentena "en forma"

  • El mal tiempo frustra la visita sorpresa del Don Felipe a las tropas españolas en Líbano en su cumpleaños, pero les traslada todo "el apoyo y reconocimiento" de los españoles en una videoconferencia.

Comentarios 9

El temporal de nieve en Oriente Próximo frustró los planes de cumpleaños del Príncipe de Asturias, que tenía previsto pasar el día en el que llegó a la cuarentena con los militares españoles que participan en la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul). Sin embargo, el mal tiempo no tumbó por completo la idea de Don Felipe, que se trasladó hasta la sede del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) para mantener una conversación mediante videoconferencia con los soldados en el exterior, a los que transmitió todo "el apoyo y reconocimiento" del que gozan en España.

A su llegada al EMAD, el Príncipe agradeció a todos los medios las felicitaciones que le han llegado a través de ellos y comentó que afronta sus 40 años "en forma, con ganas de vivir la vida, de trabajar y muy feliz con la familia". Cuando se le preguntó si había recibido ya algún regalo, Don Felipe comentó que "unos cuantos", pero se refirió con especial ilusión al "cumpleaños feliz" que sus dos hijas, Leonor y Sofía, le cantaron por la mañana. Por último, el Príncipe se refirió a la familia del matrimonio Jiménez Becerril, asesinado por ETA hoy hace diez años: "Tanto a ellos como a los que han padecido ese horror, quiero transmitirle mi cariño y mi apoyo".

La videoconferencia con los contingentes comenzó con una intervención del jefe de Estado Mayor del Mando de Operaciones, general de División Andrés Navas Ráez. A continuación se presentaron los jefes de cada contingente español de misión en el exterior: Sarajevo, Marjayún (Líbano), Manás (Kirguistán), Herat (Afganistán) Qala-i-Naw (Afganistán) y Kosovo, que explicaron, uno por uno, la situación de los militares, tras lo que intervino el Príncipe. Don Felipe aprovechó la ocasión para trasladar a las tropas todo su "apoyo y reconocimiento" en nombre de la sociedad española, así como para "animarles y felicitarles" por su labor.

Tras la videoconferencia, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comentó a los medios que el Príncipe se había interesado por las condiciones en que se desarrolla cada una de las misiones. Además, explicó que los jefes de los destacamentos le dieron las gracias a Don Felipe por tener "la idea y deferencia" de, en su 40 cumpleaños, acordarse de los militares. Alonso señaló que la presencia de "nubes muy cerradas y bajas", unida a "la aguanieve" que caía en Líbano, desaconsejaba el desplazamiento en helicóptero entre Beirut y Marjayún, aunque confió en que "tiempo habrá" para hacer este viaje, que calificó de "excelente idea".

Tras asegurar que el Príncipe cuenta con la felicitación por su cumpleaños del Ministerio de Defensa y de las Fuerza Armadas, precisó que fue "convenientemente felicitado" tanto por cada uno de los contingentes, donde su Alteza tiene algunos compañeros de promoción, como en el Estado Mayor de la Defensa, donde le recibieron con una tarta de cumpleaños. Al término de su visita a la sede del EMAD, el Príncipe posó para una fotografía con los medios de comunicación que le acompañaron en la sede del máximo mando operativo de la defensa.

Por otro lado, el Príncipe recibió las llamadas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy. Éste último, que se encontraba en París, le envío además un telegrama en el que le trasladaba en el nombre de su partido "la más sincera felicitación" y le agradecía "los magníficos servicios" que ha realizado como heredero. "Nos congratulamos de tan especial aniversario y de que su Alteza pueda seguir ofreciendo a nuestra democracia los magníficos servicios que ha venido desempeñando como heredero de la Corona con nuestro especial y leal afecto", rezaba el telegrama.

El jefe del Ejecutivo ya había felicitado a Don Felipe en una carta abierta publicada en el diario 'Público' el pasado domingo, en la que le deseaba que disfrute de "su felicidad personal y de toda su familia" y detallaba que con esta felicitación estaba "felicitando a toda una generación". En la carta, Zapatero definió al Príncipe como un "hombre comprometido" con el progreso y bienestar del país, y señaló que tanto él como el resto de españoles están seguros de que también demostrará esa cualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios