La precampaña Zapatero reúne a 20.000 personas en su plaza talismán y Rajoy a 4.000 en Badajoz

Rajoy censura a los artistas que piden el voto para Zapatero

  • El líder popular acusa al presidente de "tener bien untados a tres o cuatro caras conocidas" para impulsar una "campaña de miedo" contra el PP "que ya no cuela"

Comentarios 26

El presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, arremetió ayer contra los artistas que integran la plataforma de apoyo a Zapatero de cara a las elecciones obviando su defensa días atrás de los obispos, a los que el PSOE censuró por pedir el voto para el PP de forma velada. Rajoy se definió así como el defensor de "los artistas que se levantan cada mañana para trabajar y hacen música y arte para llegar a fin de mes" en contraposición de los artistas e intelectuales que respaldan al jefe del Ejecutivo y que, en su opinión, son "los que viven del canon" y quieren garantizar sus "privilegios".

En un mitin en Don Benito (Badajoz) ante más de 4.000 personas, Rajoy afirmó que los artistas que apoyan al presidente son una muestra de quienes "sólo quieren mantener sus privilegios", en alusión al canon digital, que prometió retirar si alcanza la Moncloa. El líder popular se posicionó así a favor de los "artistas que se levantan cada día a las siete de la mañana" y no de quienes afirman que "los que votan al PP son una tropa estúpida", en referencia a las palabras del pasado sábado del cineasta José Luis Cuerda, que arremetió contra la "imbecilidad" del PP y la teocracia "humillante y estúpida" de los obispos en la presentación de dicha plataforma.

En opinión de Rajoy, lo que pretenden los miembros de esta plataforma es que "les garanticen sus privilegios a costa del dinero que tienen que pagar el resto de los ciudadanos". A lo largo de su intervención, el aspirante popular a La Moncloa repasó también algunos otros puntos de su programa como la política fiscal, antiterrorista o de inmigración, en la que apostó por expulsar a los extranjeros que "no sean honrados".

A este respecto, el líder de los populares hizo una encendida defensa de un proceso de llegada de extranjeros "legal y ordenado", en el que tengan los mismos derechos y deberes que el resto de ciudadanos y donde se expulsará a los que "no sean honrados" para lograr la integración y la "convivencia ordenada".

Aunque, según manifestó, el presidente "no quiere hablar ni de economía, ni de terrorismo ni de inmigración", Rajoy defendió sus propuestas como alternativa a quienes creen que el actual presidente "ha perdido su credibilidad para el futuro". Entre estos compromisos, el dirigente popular garantizó que se ocupará del campo "defendiendo en Bruselas las OCEM del vino y las ayudas al tabaco", y de las infraestructuras.

Y es que, a su juicio, la política del PSOE carece de propuestas, "muda cada hora y se rige por ocurrencias" ya que no ha hecho "ni un sólo proyecto de futuro". Así, defendió "convocar a los españoles a un consenso nacional" frente a la campaña "del miedo y la crítica al PP, gracias a tres o cuatro caras conocidas a los que tienen bien untados" para impulsar una "campaña de miedo" contra el PP "que ya no cuela".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios