Rajoy debatirá con Zapatero "aunque sea debajo de un puente"

  • El PSOE acepta que la Academia de Televisión organice los dos cara a cara

El líder del PP, Mariano Rajoy, se desplazó ayer a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel, y recabar así el apoyo gráfico para su candidatura en las generales de uno de los dos grandes de Europa junto con Francia, cuyo apoyo se aseguró hace unas semanas retratándose con su presidente, el francés Nicolás Sarkozy, en París.

Al término de su reunión con Merkel, Rajoy abordó ante los medios el estancamiento de las negociaciones sobre los debates en televisión, una cuestión que puede resultar clave en unas elecciones de resultado incierto. El presidente del PP se mostró dispuesto a debatir "aunque sea debajo de un puente" poco después de que el bando socialista diera el visto bueno "sin condiciones" a la propuesta de la Academia de Televisión para organizar los debates. A través de una nota, el PSOE manifestó que la entidad audiovisual "garantiza la imparcialidad" de los cara a cara asegurando la difusión de la señal.

Hasta ahora, PP y PSOE han mantenido varias reuniones para resolver sus desavenencias sobre la cadena que debe albergar los dos debates aunque sin llegar a una solución.

En clave europea, Rajoy dobló su apuesta de crear un contrato de integración para inmigrantes en España y anunció que si gana planteará un contrato europeo para extranjeros, una propuesta que fue muy bien recibida por Merkel, quien, según reveló el propio Rajoy, la valoró como "muy interesante". Rajoy evocó también su reunión de días atrás con Sarkozy en Madrid y con el primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, subrayando que se presenta a las elecciones "con el apoyo del corazón de Europa".

El presidente del PP y la canciller alemana pasearon recorrienron el interior de la sede de la Cancillería hasta la sala de reuniones, donde Merkel le ofreció un café que le sirvió ella misma.

Si el líder de los populares no se fue de Berlín con las manos vacías apuntándose el apoyo de Merkel, la canciller recibió también un "regalo" de parte del presidente del PP: un jamón de Teruel, una morcilla de Burgos y una botella de cava de Gerona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios