'Susper', ex jefe militar de ETA, condenado a 30 años por intentar matar a un gendarme

  • Tendrá que cumplir al menos dos tercios de la condena y no podrá volver a pisar suelo francés.

Comentarios 7

El ex jefe militar de ETA Ibón Fernández Iradi, alias 'Susper', ha sido condenado a 30 años de cárcel por el intento de asesinato de un gendarme en territorio francés el 28 de noviembre de 2001. Al ser retenido en un control de carretera, 'Susper' asestó un total de ocho disparos al agente francés que milagrosamente salvó la vida. Cuando ocurrieron los hechos el ex jefe del aparato militar de ETA iba acompañado del también etarra Antonio Agustín Figal Arranz, alias 'Biskor', que fue exculpado como cómplice del intento de asesinato pero condenado a diez años de cárcel por el delito de pertenencia a banda armada. Los dos tendrán que cumplir como mínimo dos tercios de sus condenas y no podrán volver a pisar suelo francés.

La sentencia fue leída a primera hora de la tarde por el presidente del Tribunal especial de lo Criminal de París, Ives Jacob, ante los abogados defensores y los procesados. La condena a 'Susper' concuerda con la que pidió ayer la fiscalía que solicitó al tribunal 30 años de cárcel y el cumplimiento íntegro de al menos dos tercios de la condena y la prohibición de pisar suelo francés una vez que ex dirigente etarra purgue su pena. El fiscal también pidió que 'Biskor' fuera absuelto del intento de asesinato y condenado, pero a doce años, por integración en organización criminal. Ahora la defensa tiene un plazo de diez días para apelar la sentencia. 

Los hechos que se han juzgado desde el lunes de la semana pasada tuvieron lugar el 28 de noviembre de 2001 cuando 'Susper' viajaba por el sur de Francia acompañado de 'Biskor', que le seguía en otro coche, para mantener una reunión de la cúpula de ETA. Fueron detenidos en un control de carretera a la altura de la localidad francesa de Béarn y entonces 'Susper', para evitar ser identificado y arrestado, asestó hasta ocho disparos a un gendarme, Gérard Larroudé, varios de ellos cuando el agente ya estaba en el suelo y no suponía ningún obstáculo para su huída.

Durante el juicio que actuó presa de un ataque de nervios y que, a pesar de disparar hasta en ocho ocasiones contra el agente no quería en ningún momento matar la víctima. El ex jefe militar de ETA se escudó en que la directriz de ETA era no atentar en suelo francés contra miembros de las fuerzas de seguridad gala y por tanto solo actuó presa de un ataque nervios ante el miedo a ser detenido y temer por su vida. 

Pero para la Fiscalía, la acusación particular, y ahora también para el tribunal, el hecho de que 'Susper' realizara una segunda serie de disparos cuando el gendarme ya estaba en el suelo demuestra que estaba dispuesto "a todo para escaparse" y que no actuó preso del pánico sino que su intención de acabar con la vida del agente era  "indudable".

El asesino apela al diálogo

Durante la mañana, antes de que el juicio quedara visto para sentencia y los miembros del tribunal se retiraran a deliberar, 'Susper' aprovechó el último turno de palabra para insistir en que su intención no era matar al agente y recordar la existencia de un "conflicto político" en el País Vasco que debe solucionarse mediante "el diálogo".

En su intervención, el ex jefe militar de ETA denunció que los vascos "no pueden decidir su futuro" precisamente porque la Constitución considera a España "una e indivisible" y rechazó las tesis de quienes sostienen que las acciones de la banda terrorista están movidas por una idea de "superioridad étnica" de los vascos. "Yo me llamo Fernández. Es un nombre español. Es ridículo hablar de superioridad. Son mentiras", proclamó. Por su parte, 'Biskor' también pidió al Tribunal tener en cuenta el "contexto" político y no considerarles sólo como "personas que cometen acciones descerebradas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios