De la Vega percibe en el PP una deriva ýhacia la derecha más duraý

  • El Gobierno dice que Rajoy se ýradicalizaý al no contar con Gallardón y fichar a Pizarro, al que ve ýindecenteý por apelar a las víctimas de ETA en su presentación

Comentarios 2

El Gobierno considera que el fichaje de Manuel Pizarro y la ausencia de Alberto Ruiz-Gallardón de la lista de Madrid confirman que Mariano Rajoy ha oficializado su alejamiento de la moderación y que ha puesto “el rumbo” hacia “la derecha más dura y radical”. En su comparecencia después del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, valoró los últimos movimientos en el PP al tiempo que arremetió con notable dureza contra el ex presidente de Endesa. Primero, consideró “indecente” que Pizarro haya justificado su salto a la política aludiendo a la valentía de María San Gil, la presidenta del PP vasco, y a su “amigo” Manuel Gimenez Abad, el senador del PP asesinado por ETA en Zaragoza, “apelando”, en definitiva, “a las víctimas del terrorismo para justificar” su llegada.

En segundo lugar, De la Vega cuestionó su trayectoria empresarial ya que, según recordó, el pasado de Pizarro está “vinculado” a la defensa de “intereses privados”, remarcando que el fichaje estrella de Rajoy llega a la política “de la mano del señor Aznar, del sector más duro y radical de la derecha española”. De la Vega volvió a ahondar en la tesis de un PP “más radical” cuando mencionó la ausencia de Gallardón.

Pero si ácidas fueron las críticas de la vicepresidenta contra el nuevo fichaje del PP, más agrias aún fueron las del portavoz del PSOE, Diego López Garrido, quien replicó a las palabras que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, empleó para presentar al ex presidente de Endesa.

“Pizarro no es el candidato de los trabajadores, sino que más bien es el candidato de las personas que tienen miles de millones en su patrimonio y el de las multinacionales extranjeras”, aseguró López Garrido.

Garrido manifestó que “no se puede decir que Pizarro es el candidato de los trabajadores cuando se llevó 2.500 millones de pesetas del finiquito de Endesa”, una cantidad, sostuvo, que “salió de las tarifas aplicadas a los consumidores y de recortes de salarios a los trabajadores”. Y, tras oír decir a Pizarro que lo que hay que hacer es ajustar el gasto, para el portavoz socialista está muy claro que la receta económica del PP es “la de siempre”: “bajar los salarios y trabajar más”.

En opinión de López Garrido, la presentación de Pizarro no es más que una “huida hacia delante” del PP para que no se hable de una “crisis que sigue abierta: el veto a Gallardón y la ausencia de autoridad y liderazgo de Rajoy”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios