Zapatero se reúne con el nuncio para trasladarle su postura sobre la nota de los obispos

  • El presidente del Gobierno se reunirá hoy con el nuncio apostólico en España, Monteiro de Castro, para trasladarle su postura sobre la manifestación de la familia celebrada en diciembre y la nota con motivo de las próximas elecciones

Comentarios 8

El anunciado 'caldito' con monseñor Monteiro de Castro, que el presidente concretó al principio para el pasado martes, en una comida organizada la semana pasada por KPMG y Europa Press, fue pospuesto para mañana debido a que Zapatero se trasladó ayer a Toledo para asistir a un acto de campaña para anunciar nuevas medidas en apoyo a la familia.

Durante el encuentro, que tendrá lugar en la Nunciatura sobre las 20.45 horas, el presidente trasladará, según ha anunciado, al representante de su Santidad en España su malestar por las declaraciones de algunos cardenales españoles durante la concentración en favor de la familia del pasado 30 de diciembre. Zapatero ha considerado en reiteradas ocasiones “inaceptable” que algunos cardenales digan que las leyes del Gobierno “hacen retroceder los derechos humanos” y “disuelven la democracia”.

Asimismo, ha asegurado sentirse “dolido” porque la nota de la Conferencia Episcopal hace referencia “a la legitimidad o no legitimidad del diálogo para acabar con el terrorismo” yendo más allá de lo que había hecho en otros comicios, cuándo “se limitó a condenar el terrorismo” y teniendo en cuenta que poco antes de las generales de 2000 el entonces presidente José María Aznar también había intentado un proceso de diálogo con ETA. “Espero que algún día lo puedan explicar”, aseguró el presidente de la actitud de los obispos.

Pese a los desencuentros, Zapatero ha insistido en que no desea revisar los acuerdos del Estado español con la Santa Sede “por lealtad a la Constitución” que habla de una “relación especial” con la Iglesia Católica y, además, porque el modelo de relaciones es “adecuado”. Sin embargo, no ha descartado que “se puedan dar nuevos pasos de revisión” pero “con diálogo y tranquilidad” y no como “reacción a los ataques recibidos”.

Fuentes próximas a la reunión informaron a Europa Press que por parte de Nunciatura no habrá ninguna comunicación oficial tras el acto, ni en forma de nota de prensa ni en declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios