Dos detenidos en Francia por prestar ayuda a dirigentes etarras

  • Podrían haber alojado a 'Mikel Antza' y su novia Soledad Iparraguire, alias 'Anboto'.

Los renovados bríos en la colaboración entre Francia y España en la lucha antiterrorista siguen dando resultados. Hoy la Policía francesa detuvo en territorio galo a dos personas por su presunta vinculación con ETA. Se trata de Jacques Morio, militante del movimiento local occitano, y Jean-Noël Etcheverry, responsable de la Fundación Manu Robles-Arangiz, ambos están acusados de colaborar y dar cobijo a militantes de ETA. Entre los etarras a los que prestaron ayuda estarían Mikel Albizu Iriarte, alias 'Mikel Antza', entonces jefe del aparato político de la banda terrorista, y su pareja Soledad Iparraguire, alias 'Anboto'.

  El país vasco francés ha dejado hace mucho tiempo de ser esa especie de santuario en el que los etarras y los que con ellos colaboraban campaban a sus anchas. Fue una orden de las jueces antiterroristas Laurence Le Vert y Marie-Antoinette Houyvet la que motivó la orden de Morio en Pau y la de Etxeberri en Bayona a primera hora de la mañana en sus domicilios.

  Ambos arrestos están relacionados con una investigación denominada 'operación Santuario' sobre la red de alojamiento a presuntos miembros de ETA, y están vinculados con la detención en noviembre de 2004 de otro militante de Anaram Au Patac, Robert Arricau, puesto en libertad en junio de 2006. Robert Arricau es hermano del propietario de la casa de Salies-de-Béarn (Pirineos Atlánticos) donde 'Mikel Antza' y su pareja 'Anboto' fueron detenidos en octubre de 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios