La economía y la seguridad en Europa centran la visita de Medvedev a España

  • El presidente ruso elige Madrid como primera etapa de su salida al extranjero tras el conflicto de Rusia con Georgia el pasado verano · El mandatario estará acompañado por varios empresarios

El presidente ruso Dimitri Medvedev intentará promover su proyecto de Pacto de Seguridad Paneuropeo y reforzar los lazos económicos con Europa durante una visita oficial hoy y mañana a España, país que presidirá la Unión Europea (UE) a partir de enero de 2010.

Este viaje será la primera visita bilateral del jefe de Estado ruso a un país europeo desde la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008.

Acompañado por una importante delegación de empresarios, el presidente ruso llegó a Madrid ayer por la noche tras una breve escala en la ciudad italiana de Bari.

El programa de Medvedev incluye una cena con el rey Juan Carlos, una reunión con el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y encuentros en medios empresariales, según responsables rusos.

"Querríamos reforzar nuestras relaciones bilaterales", afirmó un portavoz del Kremlin. "Hemos preparado varios acuerdos que deben ser firmados" durante la visita, agregó sin más precisiones.

El hecho de que el influyente viceprimer ministro ruso Igor Sechin, encargado de la Energía, forme parte de la delegación demuestra que las cuestiones energéticas formarán parte de la negociación, explicó a la AFP una fuente cercana a Kremlin.

Aunque en los últimos días habían vuelto a circular los rumores sobre una posible entrada en el capital de Repsol por parte del gigante ruso Lukoil, el presidente de la petrolera hispano-argentina, Antoni Brufau, dijo el jueves que esa operación era ya "historia", porque no corren tiempos para "grandes operaciones".

El presidente ruso, que desde su llegada al poder en mayo de 2008 ha visitado cerca de 20 países de Asia y América, ha viajado sin embargo poco por Europa. Sólo estuvo en Alemania en junio para mantener encuentros bilaterales y en Francia para una conferencia económica y una cumbre Rusia-UE en noviembre.

En este contexto, la elección de España para su primera visita bilateral desde la guerra de Georgia no es fortuita, consideran los analistas.

"Contrariamente a la mayoría de países de la Unión Europea, España no tiene ambiciones en el Este", señala Timofei Bordachev, director del Centro de Estudios Europeos de la Escuela Superior de Economía de Moscú.

"España es un país que no ha reconocido la independencia de Kosovo. Y no forma parte de los países que defienden la ampliación de la OTAN" a la que Moscú se opone firmemente, agrega.

Tras la crisis del gas del pasado enero, Medvedev se siente también más cómodo en España, país que no consume gas ruso, que en otros países europeos que vieron su suministro cortado durante más de dos semanas debido al conflicto ruso-ucraniano, considera Fedor Lukianov, redactor jefe de la revista "Rusia en los Negocios Internacionales". El Kremlin aprecia por otra parte el apoyo de Zapatero al Pacto de Seguridad Europeo propuesto por el presidente ruso el 5 de junio en un discurso en Berlín.

Zapatero, que ya se reunió con Medvedev en octubre en San Petersburgo, fue "el primero en respaldar esta idea en lugar de expresar un simple interés", como otros líderes europeos, subraya Lukianov.

Antes de llegar a España, Medvedev viajó a Bari donde el presidente italiano Giorgio Napolitano le entregó las llaves de la iglesia ortodoxa rusa de San Nicolás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios