Nueve jueces de Madrid y Valencia deben elegir ahora al instructor

  • Los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia toman el testigo de Garzón

Las salas de lo Civil y de lo Penal de los tribunales superiores de Justicia de Madrid y de Valencia, integradas por cuatro y cinco magistrados respectivamente, deben pronunciarse ahora sobre la admisión del caso Gürtel y, en caso afirmativo, designarán a un instructor para que siga investigando los hechos.

Fuentes jurídicas explicaron que, una vez lleguen las resoluciones de Garzón en los próximos días, se designará por cada una de las Salas un ponente para el auto en el que se debe aceptar o rechazar la inhibición del magistrado de la Audiencia Nacional. Será un miembro de este mismo tribunal, en función de las normas de reparto, excluyéndose a los presidentes de los TSJ.

Una vez aceptada la causa, se designará un instructor de cada Sala, que será el que se ponga al frente de las diligencias. El instructor podrá pedir práctica de pruebas y tomar declaración a imputados y testigos. Sobre los interrogatorios ya realizados por Baltasar Garzón, podrá darlos por buenos o bien repetirlos.

Una vez finalice la investigación, el instructor dictará auto de apertura de juicio oral o bien el archivo de la causa. Si finalmente se procesa a personas aforadas, el caso será juzgado por esta misma Sala de lo Penal y de lo Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios