Formación del nuevo gobierno vasco Nacionalistas y socialistas se enrocan y ninguno renuncia a la 'Lehendakaritza'

El 'lehendakari' es innegociable

  • La reunión de PNV y PSE sólo sirve para certificar que ninguno va a renunciar a la investidura de Ibarretxe o López · El PNV reitera que es el partido más votado y ofrece un pacto de estabilidad en el Congreso

Comentarios 1

Como estaba previsto, de la reunión entre el PNV y el PSE no salió ningún acuerdo. Ambos partidos, los únicos que están en condiciones de formar Gobierno, mantienen la exigencia de ocupar la Lehendakaritza.

El PNV, cuya delegación estuvo formada por su presidente Íñigo Urkullu, el candidato a lehendakari Juan José Ibarretxe, Joseba Egibar, Iñaki Gerenabarrena y Andoni Ortuzar, ofreció a los socialistas un pacto de estabilidadya que ésta sólo podría garantizarse con los nacionalistas al frente de la Lehendakaritza.

Urkullu, cuyo partido obtuvo 30 escaños en las elecciones del pasado domingo, también apunto a que la estabilidad en las instituciones vascas tendría su correspondencia en el Congreso de la nación, donde el PNV había apoyado al Gobierno socialista en la aprobación de los Presupuestos.

"El PNV es el partido más votado y no va a renunciar a presentar candidato a lehendakari", que sería Ibarretxe, señaló el presidente del PNV.

El líder nacionalista, quien afirma que un Gobierno de socialistas apoyado por populares sería "golpe institucional", insistió en que la propuesta que le ha presentado al PSE "va más allá de la elección de lehendakari en un día determinado de 2009" porque ofrece estabilidad para "los próximos cuatro años". Urkullu subrayó que el acuerdo se "asienta" en el "reconocimiento de la pluralidad política de la sociedad vasca", la "voluntad de abrir una nueva etapa en Euskadi para instaurar una cultura política basada en el diálogo y la cooperación entre diferentes" y la exigencia de la sociedad vasca de un "liderazgo compartido".

Sin embargo, ninguno de estos ofrecimientos ha podido convencer al PSE. En un comunicado tras la reunión, que duró 45 minutos, los socialistas vascos explicaron que se mantendrían en su postura de llevar el cambio con un lehendakari socialista.

El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, manifestó ayer su rechazo a la propuesta del PNV de "un acuerdo de estabilidad en base a un Gobierno fuerte y estable" liderado por la formación nacionalista, si este planteamiento se hace con "Juan José Ibarretxe como lehendakari". En una entrevista a la cadena Ser, López advirtió que "lo primero que tiene que entender el PNV es que es un partido político, nada más, y que, a veces, estará en el Gobierno y, a veces, estará en la oposición y no tiene que echarnos maldiciones bíblicas encima", aseguró.

El ex presidente del PNV Josu Jon Imaz alertó ayer, de manera tan genérica como sutil, de que un líder político que no es capaz de "moderar" las posturas internas de su formación para "acomodarlas al consenso social corre el severo riesgo de radicalizar las posiciones de su partido y llevarlo a la oposición".

Imaz pronunció una conferencia en Barcelona, presentada por el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol. En las dos horas y media que duró el acto, eludió cualquiere referencia directa a la actualidad política en Euskadi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios