Las primarias planean sobre el PP

  • Los populares incorporan al debate interno sobre el liderazgo la discusión sobre el modelo de elección del candidato a La Moncloa para 2012 · La dirección nacional dice que "no hay cultura de primarias"

En apenas unas horas el PP ha pasado de la polémica entre la candidatura de facto de Mariano Rajoy y las aspiraciones de Esperanza Aguirre para liderar el partido, al debate sobre el sistema de elección del candidato a la Presidencia del Gobierno en 2012, alimentado por la enmienda del edil madrileño Íñigo Henríquez de Luna a la ponencia de estatutos del cónclave de junio en la que reclama el sistema de primarias. La enmienda madrileña, alimentada según algunos por el círculo de Aguirre, fue la munición para escalar otro peldaño más en el debate interno del PP.

Pese a lo publicado por algunos medios, la presidenta de la Comunidad de Madrid negó con rotundidad haber llegado a ningún pacto con Rajoy para apoyarle en el congreso a cambio de que el candidato a La Moncloa en 2012 se elija mediante el sistema de primarias, como defiende la enmienda del edil madrileño.

Aguirre aseguró que estudiará "con cariño" dicha enmienda, si bien quiso desmarcarse de su autoría, que dijo haber conocido "por el periódico". Durante una visita al hospital madrileño de Aranjuez, insistió en que nunca ha tenido la intención de presentar una candidatura alternativa a la de Rajoy aunque defendió el derecho de los militantes, -"que se sacrifican", enfatizó- a tener una mayor participación en las decisiones del partido.

Fuentes de la dirección nacional defendieron el derecho del edil madrileño a formular la enmienda, que se debatirá en comisión en su momento, aunque quisieron recordar que en el PP "no hay cultura de primarias".

La propuesta de primarias provocó más reacciones en el PP, incluida la de su líder, Mariano Rajoy, que habló pero sin aludir directamente a esta cuestión. Tras participar en la tradicional lectura de El Quijote, Rajoy aseguró que su voluntad es "integrar a todo el mundo". "Vamos a intentar hacer las cosas con el mayor sentido posible, de la mejor manera, atendiendo a aquella gente que ha confiado en nosotros", afirmó.

Asimismo, reiteró que el PP es "un gran partido que siempre ha estado unido", por lo que mostró su intención de revalidar su cargo "sin más ánimo que integrar a todo el mundo".

También reaccionó el secretario general del PP madrileño y consejero de Aguirre, Francisco Granados, jefe orgánico del autor de la enmienda. En su opinión, "hay otros sistemas a través de los que se puede dar mayor participación a los afiliados y otros cauces más democráticos que el actual" por el que se rige el PP.

Más explícito y crítico, el eurodiputado popular, Alejo Vidal Cuadras, consideró que el modelo de elección del líder de su partido esta basado en "un sistema de una rigidez excesiva" y defendió veladamente la celebración de primarias al apostar por dar "participación directa" a los militantes. Cuadras apostó por la renovación y defendió "un cambio" para hacer frente a la estrategia del PSOE. "El próximo congreso debe servir para plantearnos qué oposición haremos", dijo.

Menos entusiasta se mostró su compañero en el Congreso, Esteban González Pons, quien recordó que este sistema de elección "no forma parte de la cultura del PP". Por su parte, el ex ministro de Defensa y portavoz en la Comisión Constitucional, Federico Trillo, instó a sus compañeros a "ir bajando la voz" y a "no confundir las voces con los ecos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios