Los tripulantes del pesquero secuestrado llegan a las Seychelles: "Sufrimos un trato vejatorio"

  • Tras 72 horas de travesía desde su liberación, la tripulación del atunero "Playa de Bakio" ha llegado al puerto de Victoria, donde su patrón, Amadeo Álvarez, dijo con lágrimas en los ojos que han recibido un trato "bastante" vejatorio de sus secuestradores somalíes, aunque nunca les llegaron a golpear.

A las 09.30 hora local (05.30 GMT), el pesquero vasco ha atracado en el muelle, escoltado por la fragata de la Armada española "Méndez Núñez", que ha acompañado al barco durante todo este tiempo.

Muchos trabajadores portuarios les estaban esperando con un gran cartel de bienvenida de letras azules, además de la prensa española a la que los militares allí desplazados han impedido con mucho celo acercarse al barco o salirse del férreo cordón policial.

Con mucha emoción y sin apenas poder hablar, el patrón -el único del "Playa de Bakio" que ha descendido del barco para conversar con la prensa-, ha explicado que a no ser por la presencia de la fragata quizá no estarían aquí e, incluso, podrían haber caído en manos de otros piratas de la aguas somalíes, de las más peligrosas del mundo.

Tras una breve pausa para recomponerse, Álvarez ha agradecido los esfuerzos del Gobierno y de todos aquellos que se han preocupado por ellos durante esta pesadilla, e incluso ha pedido perdón por no atender las llamadas en alta mar debido a que los piratas se lo impedían.

El barco español fue asaltado el 20 de abril cuando faenaba a 250 millas de la costa somalí, y siete días después fue liberado.

Inmediatamente después del amarre del barco, han llegado los tripulantes que relevarán a sus compañeros, y que continuarán pescando en el Índico hasta que finalice la temporada del atún.

El relevo ha sido recibido a bordo del barco con evidentes muestras de alegría, fuertes golpes de espalda, saludos y abrazos entre los hombres.

Al atunero han subido también el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, y el embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto, encargado por el Gobierno español de gestionar este asunto desde la capital de Somalia, Mogadiscio.

A las 21.00 hora local (19.00 hora española), los trece tripulantes españoles serán repatriados en un Airbus de las Fuerza Aérea española y llegarán a Torrejón de Ardoz previsiblemente sobre las ocho de la mañana del miércoles a la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), previa escala para recargar combustible.

El resto de tripulantes son uno de Seychelles y otros doce africanos, que tomarán vuelos regulares a sus respectivos países.

Al puerto ha acudido también un feliz Jayson Win, padre de Guito Nourci, un seychellanes que trabaja en el "Playa de Bakio" desde hace cuatro años.

El estado de salud de todos es bueno, según el reconocimiento médico al que fueron sometidos por un doctor de la fragata "Méndez Nuñez", y antes de emprender vuelo hacia Madrid se les practicará una nueva revisión.

Ahora, los pescadores sufren cierta tensión y necesitan relajarse y descansar, "pasadas las horas esperamos que se tranquilicen", ha subrayado el secretario general del Mar.

"La situación que han pasado es muy difícil, hay que vivirla. Su único deseo es abrazar a sus familias", ha añadido el representante del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, quien ha recordado que hoy los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea abordarán, entre otros temas, la piratería en los mares.

El embajador Nicolás Martín Cinto ha elogiado el comportamiento de la tripulación del congelador vasco: "todo lo han hecho muy bien", y ninguno de ellos ha resultado herido.

"Esta ha sido una labor conjunta del Gobierno, del armador y de la diplomacia, y tiene aún más mérito porque se trata de un país como Somalia", ha subrayado el embajador, quien también ha subido a la cubierta del barco a saludar a sus ocupantes.

La excelente colaboración entre todas las partes implicadas han permitido este feliz resultado, ha remachado el diplomático.

Respecto al posible rescate abonado para su liberación, el secretario general del Mar se ha remitido a las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Además ha recordado que desde julio de 2006, los pescadores españoles tienen prohibido faenar en las aguas jurisdiccionales de Somalia y trabajan en aguas internacionales del océano Índico con la preceptiva autorización del Ministerio y las licencias derivadas de los acuerdos bilaterales con otros países y de la Unión Europea.

A las 14.30 hora local, el secretario general del Mar y el embajador se entrevistarán con el ministro de Asuntos Exteriores de la República de Seychelles, Patrick Pilnay, para agradecer la colaboración prestada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios