"Las víctimas son un signo de civilización frente a la barbarie"

  • "Se trabaja a destajo para que los afectados puedan cobrar durante este año todas las indemnizaciones contempladas en la sentencia ratificada por el Supremo"

Cinco años después del 11-M, el director de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, José Manuel Rodríguez Uribes, destaca la "lección de solidaridad" que dieron los españoles frente a esa "tragedia infinita" y aboga por recordar a las víctimas como un símbolo "de la civilización frente a la barbarie".

-¿Los españoles hemos superado el 11-M?

-Las víctimas, obviamente no. Los españoles lo tenemos ahí, en el recuerdo. Pero es bueno por muchas razones, una de ellas por la memoria que merecen las víctimas. Los españoles, y el pueblo de Madrid en particular, tuvo una reacción solidaria espectacular en los primeros meses y eso supuso además ayudas en todos los sentidos, afectivas y personales, pero también económicas.

-¿Se han resuelto todas las solicitudes de indemnización?

-El primer momento indemnizatorio, inmediato al atentado, el conocido como el anticipo, está resuelto al cien por cien desde hace bastante tiempo y supuso en torno a los 60 millones de euros para las víctimas y sus familias. Ahora estamos en el segundo momento, derivado de la sentencia, que establece unas indemnizaciones de 323 millones de euros, a las que habrá que restar los 60 previos.

-¿Y cómo está abonando el Estado ese dinero?

-El Estado vuelve a asumir la responsabilidad civil como expresión de solidaridad porque los terroristas condenados han sido declarados insolventes. Desde que se dictara la sentencia del Supremo las víctimas han tenido seis meses para solicitar la indemnización fijada por el tribunal, pero nosotros no hemos esperado tanto y desde el primer día que pudimos empezamos a tramitar expedientes. Desde enero ya se han realizado ingresos en cuentas, y los primeros para las familias de los asesinados.

-¿Todos los familiares de víctimas o heridos solicitaron a Interior la indemnización que les correspondía tras los atentados?

-No todo el mundo. De hecho, tenemos un conjunto de personas que no solicitó el anticipo, pero que ahora aparecen en la sentencia y que han solicitado el conjunto de la indemnización, con lo que recibirán la totalidad. Ya tenemos un 90 por ciento de solicitudes recogidas y tramitadas. Hay 2.085 víctimas reconocidas en la sentencia, la han solicitado 1.733 y quedan pendientes 352.

-¿Qué es lo que más necesitan en estos momentos las víctimas?

-Hay unas necesidades en común y la primera es el reconocimiento, que incluye el recuerdo permanente (...). Hay que recordar a las víctimas como un símbolo de lo que somos, de la civilización frente a la barbarie, frente a la brutalidad tan bestial del 11 de marzo. El reconocimiento supone recuerdo, memoria, respeto: que no sean manipuladas, que no sean utilizadas políticamente. Hemos tenido unos años muy convulsos y afortunadamente ahora estamos en un momento mucho mejor.

-¿A qué se ha debido ese cambio?

-Yo creo que a muchas cosas: todos hemos sido conscientes de que ese era un mal camino, y por tanto ha habido autocrítica desde muchos sectores. Además, muchos colectivos de víctimas han reforzado ese planteamiento. Tenemos por ejemplo un nuevo presidente de la AVT, con el que yo he discutido de muchas cosas, pero con el que hay un trabajo común por las víctimas y se ha recuperado una confianza que se había perdido.

-¿Qué va a hacer este 11 de marzo? ¿Será un nuevo día de emociones?

-Sí, porque además en estos años empiezas a conocer la historia de cada familia y, cuando los vuelves a ver, sabes lo que están pasando y han pasado, todas son tragedias. Hay una persona que perdió a su hijo y a su ex marido, y cuando la veo a ella, a los hermanos... Además, el 11 de marzo era el cumpleaños de uno de sus hijos. Una fecha tremenda en todos los sentidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios