Juegos para compartir emociones

  • La risa de los niños se convirtió en la banda sonora de la carpa del mirador de la Rambla junto a sus abuelos

Comentarios 0

Los juegos en la calle son para el verano. Las buenas temperaturas invitan a salir de casa para participar en las actividades programadas por el Ayuntamiento durante la semana de Feria. Cientos de niños se concentraron en la mañana de ayer en la carpa del mirador de la Rambla para participar en el campeonato de futbolín, billar, jugar al ajedrez, saltar en las colchonetas, lucha de sumo y como no, jugar a la Wii.

La diversión estaba servida. Los niños disfrutaron a lo grande acompañados de sus pprogenitores quienes se echaron una partida con ellos. Ayer la carpa del mirador era un hervidero de nuevas amistades. Pequeños que jugaban como si se conocieran de toda la vida, abuelos que competían con sus nietos disfrutando como críos. Familias enteras se acercaron a la carpa de la diversión.

Los presentes, tanto niños como mayores, se mostraron satisfechos con el acierto de poner en la Rambla una eventual sala de juegos, "los niños nos lo pasamos bien, hacemos nuevos amigos y no estamos todo el día en casa jugando a la play o aburridos", señala Manuel Jesús Romera.

Joaquín Molina, de 71 años, junto con sus nietos Lara y Pedro Jesús López, en uno de los futbolines pararon la partida para comentar "traigo todas las mañanas a mis nietos, se lo pasan de escándalo. Me gusta hacer cosas con ellos".

"Las abuelas traemos a los niños donde nos digan, se nos cae la baba con ellos y somos felices viéndolos disfrutar", explica la abuela de Victoria Más López.

En la Rambla se respira vida, alegría, ganas de aprovechar el tiempo. Si las risas de los niños se convierten en la banda sonora de la carpa, la felicidad de los padres y abuelos se transforma en el espíritu de la fiesta.

más noticias de FERIA Ir a la sección Feria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios