'Guerra' entre Coexphal y los regantes del Bajo Andarax con el agua de fondo

  • Los usuarios de esta zona hablan de intromisión de la asociación de exportadores y critican a Colomina por utilizar este asunto para "intentar cargarse a José Antonio Pérez"

Numerosos regantes mostraron ayer su indignación por la necesidad urgente de agua para riego en el Bajo Andarax. Numerosos regantes mostraron ayer su indignación por la necesidad urgente de agua para riego en el Bajo Andarax.

Numerosos regantes mostraron ayer su indignación por la necesidad urgente de agua para riego en el Bajo Andarax. / e. sancho

Las aguas bajan revueltas en el Bajo Andarax. Las que a duras penas bajan, pues esta zona continúa sufriendo el corte de agua que llevó a cabo la Junta de Andalucía el pasado 4 de mayo, al considerar que no cumplía la normativa vigente y que el expediente para la concesión de agua de la depuradora de Almería (El Bobar) contaba con numerosas deficiencias, unidas a las que presentaba la autorización temporal, según alegó Medio Ambiente.

Ante esta tesitura, los regantes del Bajo Andarax, que se encuentran tramitando la documentación pertienente para obtener la concesión definitiva, continúan peleando para lograr un 'plan B' que consideran debería haberles facilitado la Junta, cuando les cortó el agua, pues "los terrenos tienen derecho al regadío" y ese derecho se les ha pisoteado.

A través de la Comunidad General de Usuarios de Aguas Depuradas de Almería (CGUAL), su presidente, José Antonio Pérez, arropado por el presidente de la Federación de Regantes de Almería (Feral), José Antonio Fernández, y los de las organizaciones agrarias Asaja y Coag, Francisco Vargas y Andrés Góngora, respectivamente, desgranó la situación actual, criticando abiertamente la posición de Coexphal, encarnada en la figura de su consejero delegado, Juan Colomina, al que considera responsable de enquistar aún más la tesitura, en lugar de aportar soluciones.

José Antonio Pérez se preguntó por qué Coexphal dice que hay un problema con la calidad del agua en esta zona cuando su laboratorio, Labcolor, se ha encargado siempre de certificar su uso, "que es perfectamente válido" y cumple "todos los requisitos de salud del agua regenerada". Y añadió que no entiende cómo "Colomina no hablaba nunca de la calidad del agua, salvo en los Tribunales, era un tema tabú, para no perjudicar al sector agrícola, mientras ahora sí lo hace".

Numerosos regantes de la zona mostraron su indignación con pancartas ante la situación sobrevenida, pues son fechas para comenzar a sembrar y apenas hay alternativas para el riego. De momento, los regantes sólo tienen garantizada la llegada de un hectómetro cúbico de agua procedente de la desaladora de Carboneras, a través de la Comunidad de Usuarios de la Comarca de Níjar.

Medio Ambiente ha autorizado el uso de agua procedente de la desaladora de Almería, aunque hasta eayer las negociaciones entre la Junta y el Ayuntamiento de Almería no comenzaron, a pesar de la urgencia para "disponer de 6 o 7 hectómetros que permitan regar para iniciar la campaña", señaló el presidente de CGUAL.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios