Litoral, turismo y agua, grandes retos ante el cambio global

  • Hermelindo Castro dirige ya el Centro Andaluz para el Cambio Climático, que arrancaba ayer con tres proyectos

Hermelindo Castro es, desde ayer, el director del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global, que tiene sede en la Universidad de Almería (UAL). El centro comienza así a funcionar de manera oficial y arranca con tres encargos que le permitirán despegar y empezar a conectar con los empresarios. Los tres proyectos se refieren a Andalucía oriental, especialmente a Almería, y están vinculados al paisaje semiárido. Se trata de trasladar la vulnerabilidad de los espacios y procesos ecológicos y de los ecosistemas a los escenarios del cambio climático.

Los principales retos que el centro tendrá que afrontar son, según Castro: la evolución del litoral, cómo van a afectar al turismo los giros predecibles del cambio climático y cómo repercutirá éste en los recursos hidrológicos. "Queremos que se vinculen al centro los empresarios que luchan contra el cambio climático y los empresarios que, en este momento no tiene más remedio y, se dedican a actividades que afectan al cambio global".

El centro se alojará, en plazo de año y medio, en un edificio de la UAL que albergará a centros de investigación, y que tendrá un coste de cinco millones de euros. Mientras será el edificio de Servicios Técnicos el que acoja las actividades en torno al centro para el cambio climático.

"No se trata de hacer un centro de excelencia investigadora, sino, además, de poner en marcha un centro que sea capaz de trabajarse un espacio en que interactúen las administraciones competentes, el tejido empresarial y los mil investigadores en Andalucía, 150 grupos y en Almería dos docenas de grupos vinculables al cambio global", afirma Hermelindo Castro.

El rector de la Universidad de Almería, Pedro Molina, citaba ayer durante la presentación del director que entre las acciones relacionadas con el cambio climático que llevará a cabo el centro destaca la identificación, evaluación y seguimiento de la vulnerabilidad y adaptación del patrimonio natural y la biodiversidad de Andalucía a los efectos del cambio global, tal y como se recoge en el Plan Andaluz de Acción por el Clima. Durante el periodo de vigencia del plan de acción por el clima (2007-2012), el centro elaborará informes periódicos para la Consejería de Medio Ambiente, que orientarán la toma de decisiones de gestión en todos los ámbitos.

"Todos los trabajos y análisis de la Fundación Patrimonio Natural, Biodiversidad y Cambio Global y del Centro para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Climático van a permitir establecer prioridades y formular recomendaciones tanto al Gobierno andaluz como al resto de administraciones públicas, dotando de criterios científicos y técnicos a las políticas de gestión medioambiental" sentenciaba ayer el rector de la UAL.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios