El alcalde de Macael denuncia a la Asociación de Empresarios del Mármol

  • La acusa de haber cometido un presunto delito de usurpación de terrenos durante la protesta

El alcalde de Macael (Almería), Juan Pastor (PSOE), ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil contra la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía (AEMA) a la que acusa de haber cometido un presunto delito de usurpación de terrenos con la protesta protagonizada por un centenar de vehículos especiales en la escombrera 'El Pozo' contra la autorización municipal para la instalación de un huerto solar en el paraje.

En una nota, el regidor anunció asimismo la convocatoria urgente de un pleno extraordinario para mañana, en el se someterá al voto de la corporación la ratificación de la citada denuncia, así como la conveniencia de "emprender acciones legales" contra lo que Pastor tilda de "postura de fuerza" del sector de la piedra natural en la provincia. 

Según el equipo de gobierno macaelense, la concentración en la que han participado en la mañana de hoy un centenar de dumpers y palas retroexcavadoras, y que ha derivado en el paro "absoluto de la actividad extractiva en la zona", se ha realizado "sin la preceptiva autorización" tanto de carácter gubernativo -en referencia a la Subdelegación del Gobierno central- como por parte de la propietaria de los terrenos, "que es -subrayó- el Ayuntamiento".

Dada la "gravedad de los hechos", tal y como valoró el primer edil, el pleno extraordinario someterá también a debate "medidas a adoptar" a propuesta de la Alcaldía "en relación a la actitud de fuerza adoptada por la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía".

La AEMA ya avanzó el pasado día 16 la interposición de un contencioso-administrativo contra la autorización del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía para la instalación de un huerto solar en 'El Pozo', lo que, a juicio del sector, supone "una burla" al Plan Director de la Sierra de Macael e "incumplimiento" municipal del contrato de usufructo del paraje.

La infraestructura, a la que matizan no oponerse "siempre y cuando se ubique en otro espacio", contraviene el uso previsto para los terrenos "caducados" de la escombrera, que no es otro que la instalación de empresas de primera transformación de aprovechamiento y elaboración de mármol o piedras generadas por el proceso extractivo.

Al hilo de esto, acusan al Ayuntamiento de Macael, concesionario de la escombrera, de hacer "negocio con el dinero de los explotadores", que pagan anualmente una media de un millón de euros por la prima de 20.000 euros -sostienen- que derivará de la actividad del huerto solar en un suelo para cuya compra los empresarios aportaron 147.000 euros por los 30.000 que salieron de las arcas municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios