N-Boost, lo nuevo de Silestone que mejora las características de la superficie

Grupo Cosentino vuelve a revolucionar el sector de las superficies de cuarzo con una nueva e innovadora tecnología denominada Silestone N-Boost. Ésta modifica la superficie del material a nivel molecular mejorando aún más sus prestaciones técnicas y estéticas, haciendo que la limpieza y el mantenimiento de Silestone sean más fáciles que nunca, logrando una mayor intensidad de los colores y consiguiendo un brillo extraordinario en los mismos. Con Silestone N-Boost estamos ante una nueva era para las superficies de cuarzo.

El desarrollo de N-Boost supone hablar ya de la revolución 4.0 de Silestone. Tras el lanzamiento del producto Silestone en 1990, el desarrollo de la protección bacteriostática del material en 2005 y la creación del acabado mate Silestone Suede en 2012, Silestone N-Boost supone en 2017 la cuarta revolución histórica de la marca española, mejorando aún más las prestaciones técnicas y estéticas del material.

Gracias a este gran salto cualitativo, la limpieza y el mantenimiento de Silestone es mucho más fácil que nunca, ya que N-Boost otorga una propiedad hidrofugante a la tabla capaz de generar una extraordinaria resistencia al manchado. Esto es posible fundamentalmente a que el tratamiento N-Boost, al modificar las propiedades moleculares de la superficie de cuarzo, origina un cambio en la tensión superficial del material eliminando la micro-porosidad que se genera en el proceso de pulido y evitando la penetración de cualquier líquido. Este tratamiento basado en la nanotecnología logra asimismo una mayor intensidad del color e incrementa el nivel de brillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios