"Sentimos el abandono de la Consejería de Obras Públicas"

  • La asociación de puertos deportivos de Andalucía asegura que no tiene sentido que la oferta de puntos de atraque tenga los precios fijados por la Administración

Los responsables de los puertos deportivos de Andalucía, entre los que destacan los almerienses ubicados en Aguadulce, Almerimar y San José, mantuvieron ayer la Asamblea General de la asociación que los integra, Marinas de Andalucía, en Aguadulce. El encuentro contó con la representación de 14 instalaciones portuarias deportivas.

El sentimiento generalizado tras la reunión ha sido que el nuevo Gobierno debe dejarles un mayor margen de participación en las decisiones que afectan a su sector.

"Reivindicamos que la gestión diaria del sector sea controlada por una administración que valore el potencial económico y social que supone", aseguró el presidente de Marinas de Andalucía, José Carlos Martín Sánchez.

A su juicio, desde los puertos deportivos de gestión privada, los que aglutina Marinas de Andalucía, se tiene una sensación de "abandono y de olvido por parte de la Consejería de Obras Públicas, al menos, durante las dos últimas legislaturas".

Recalca que los puertos deportivos no han tenido "verdaderamente" una política, en este sentido, aunque reconoce el hecho de que estas instalaciones estén supeditadas como infraestructuras a los planes de ordenación del territorio impulsados por la Junta, de ahí que sean competencia de Obras Públicas.

Sin embargo, desde Marinas de Andalucía se considera que las peticiones del sector que representa no siempre han sido comprendidas por la Administración.

"Un caso relevante lo tenemos con la propia Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), anterior Empresa Pública de Puertos de Andalucía: Si ellos quieren poner en marcha un proyecto dentro de las instalaciones que gestionan directamente, los plazos de ejecución internos son de 30 meses".

Andalucía es la cuarta comunidad autónoma de España en número de atraques, una situación que no ven mejorable a corto plazo desde la asociación andaluza, por lo que están dispuestos a ofrecer al nuevo Gobierno todo el diálogo y la cooperación posibles para impulsar las iniciativas pendientes, esperando reciprocidad por su parte.

En este sentido, José Carlos Martín pone de manifiesto las dificultades de llevar a cabo los programas propuestos por la APPA, que preveía duplicar el número de puntos de atraque para el año 2015. "En el caso de tratarse de un incremento de 25.000 puntos, como estipulaban anteriores propuestas, significaría hacer más de 3.000 atraques cada año, es decir, una media de tres puertos con 1.000 atraques por año, lo que pone en duda que se lleve a cabo", algo que estima "difícil", si no "imposible", sin una regulación del sector con la participación de la iniciativa privada.

La asociación explica que no tiene sentido que en el siglo XXI la oferta de puntos de atraque sea un sector con precios fijados por la administración: "Es como si en España se siguiera regulando el precio de las habitaciones de hoteles, como en los años 50".

Para Martín Sánchez, tampoco tiene sentido que la Administración gestione directamente puertos deportivos, "cuando están muy lejos de ser un servicio público esencial y la iniciativa privada ha demostrado que puede hacerlo con calidad".

Además, matiza que se necesitan cambios estructurales en Andalucía, ya que, los andaluces, con sus impuestos, "no deben pagar que un ciudadano tenga un barco a precio 'subvencionado' en un puerto de Marbella que gestiona directamente la Junta".

Marinas de Andalucía considera que la nueva Ley de Puertos no habla de planificación, si no de obtener concesiones y no resuelve la escasez de atraques.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios