Técnicos analizan cómo prevenir la polilla de tomate en Almería

  • Más de 150 técnicos asisten a una jornada desarrollada por la Fundación Cajamar y Coexphal

La Fundación Cajamar y Coexphal han celebrado una jornada sobre la polilla del tomate en la que abordaron las principales medidas preventivas para controlarla, que contó con la asistencia de más de 150 técnicos y especialistas del sector hortícola.

Esta plaga, de reciente introducción en España desde Sudamérica, se está extendiendo por el arco mediterráneo, por lo que se está preparando un plan de actuación para impedir que se instale en los cultivos autóctonos y garantizar que su eventual propagación a otros países no pueda achacarse a las producciones locales.

Investigadores chilenos presentaron algunas de sus experiencias con la 'tuta absoluta' en cultivos bajo plástico. José Antonio Aliaga y Encarnación Trujillo, de la Delegación de Agricultura de Almería, presentaron el plan preparado por la Junta para hacer un seguimiento de las poblaciones de esta plaga y establecer posibles medidas de obligado cumplimiento para su control en Almería. Se va a realizar un seguimiento exhaustivo mediante la utilización de trampas de feromonas en toda la cadena de producción, comenzando por todo los semilleros de la provincia, siguiendo por las explotaciones comerciales y finalmente los centro de manipulado y comercialización. Entre las medidas preventivas y de control, destacan el uso de mallas anti-insecto en las ventanas, un adecuado mantenimiento de las estructuras, y la colocación de trampas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios