Las bodegas y la hostelería, por el impulso de los vinos

  • Una quincena de empresas de caldos de la provincia mantiene un encuentro profesional para mejorar la promoción

Comentarios 0

Nadie es profeta en su tierra. Aunque los vinos de Almería parecen ajustarse a esta frase hecha, los bodegueros y viticultores no tiran la toalla y están promoviendo todo tipo de iniciativas para acercar los caldos de la provincia a la sociedad almeriense y, especialmente, buscando alianzas estratégicas con todos los eslabones que componen este negocio desde que se produce hasta que se consume en bares, restaurantes o en los hogares, a través de los diferentes canales de distribución.

Con estas premisas se desarrollaron ayer unas jornadas técnicas sobre el vino de Almería, que sirvieron de encuentro profesional para las 15 bodegas que se dieron cita y las más de 40 empresas procedentes de los sectores de la distribución especializada, la hostelería, la restauración y la enología.

"Almería posee unos vinos excelentes, con una gran variedad, cuya asignatura pendiente radica en la promoción, para que comiencen a ser más conocidos y la gente pueda disfrutarlos". Así lo puso de manifiesto el crítico gastronómico Pablo Amate, miembro de la Academia Española de Gastronomía, que incidió en que la apuesta de los caldos de Almería para continuar con su proceso de expansión pasa por reforzar su presencia y conocimiento entre los propios almerienses, como primer paso.

A su juicio, el consumidor almeriense debe defender más el producto como parte fundamental de la gastronomía de su tierra, mientras que la labor del bodeguero almeriense radica en difundir la calidad de los caldos que elabora: "Los vinos de Almería juegan en la primera división del sector", explicaba con este símil, para destacar que son numerosos los caldos de la provincia que han obtenido reconocimientos y galardones de ámbito internacional.

Las bodegas que han participado en este encuentro de negocios, enmarcado en la celebración de la VI Feria del Vino de La Alpujarra, que organiza el Ayuntamiento de Laujar de Andarax, han sido Valle de Laujar, Cortijo El Cura, Fuente Victoria, La Primitiva Valle y Condado de Ojancos, de Laujar de Andarax; Selección de Vinos de Fondón; Barea Granados, de Padules; Bolabana, de Adra; Bodega Perfer, de Uleila del Campo; Bodega de Alboloduy; Cortijo de La Vieja, de Alcolea; Gabriel Torrente Cuevas, de Oria; y las granadinas Cuatro Vientos, de Murtas; Dominio Buena Vista, de Ugíjar; y La Bodega de María, las tres de La Alpujarra granadina.

La jornada se desarrolló en el Salón Mojácar del Gran Hotel Almería, que comenzó con una ponencia del crítico gastronómico Pablo Amate, como parte teórica, que dio paso a la experiencia empírica, con la cata de los vinos elaborados por todas las bodegas participantes.

Amate explicó las especiales características del vino que se elabora en Almería, entre las que destacó "el estrés hídrico y de temperatura" como parte fundamental en la fase de madurez de las viñas, una condición climatológica que trasladan a la uva, dotándole de un cuerpo y unos sabores únicos al paladar.

La altura es otra de las cuestiones técnicas que aderezan el resultado final de los caldos almerienses, que ya cuentan con una gran variedad en blancos, rosados y tintos.

La VI Feria del Vino de La Alpujarra cuenta con la colaboración de la Diputación de Almería, la Junta de Andalucía, ADR Alpujarra y las empresas Barragán Campos, Grupo Almirez, Hierros Almería y Construcciones de Ferralla El Ejido y se celebrará del 2 al 4 de mayo, en Laujar de Andarax.

más noticias de FINANZAS Ir a la sección Finanzas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios