La capacidad de innovar genera un tejido empresarial sostenible

  • El espíritu emprendedor representa el motor de la innovación, la competitividad y el crecimiento económico · Las empresas perdurarán en medida que integren los criterios que rigen la sostenibilidad

Comentarios 0

La sostenibilidad de las empresas como su contribución a la sostenibilidad del sistema físico-social dependen básicamente de su capacidad de innovar. El documento Innovación y Sostenibilidad del Center for Business in Society de IESE alienta a las empresas a apostar por la innovación sostenible, que en un principio puede conllevar incertidumbre e incluso miedo, porque muchas de las actividades actuales tendrán que cambiar o desaparecer. "En cualquier caso, aunque parezca contradictorio, el premio es la permanencia", concluye el texto.

La sostenibilidad de las empresas y la sostenibilidad del sistema físico-social donde operan están íntimamente relacionadas. Por un lado, el avance hacia un modelo de desarrollo más sostenible depende en buena medida de la contribución de las empresas a dicho fin. Asimismo, las compañías serán capaces de permanecer en el tiempo en la medida que incorporen a su gobierno, estrategia y modelos de negocio los requerimientos de la sostenibilidad.

La innovación implica un proceso que va desde la generación de ideas creativas hasta la obtención de resultados, pasando por la implementación de algunas de las ideas, seleccionadas previamente a partir de criterios estratégicos, a través de proyectos.

En este sentido, al igual que en cualquier proceso de cambio o mejora de la gestión, la dirección eficaz y eficiente de la innovación sostenible exige que se identifiquen, comprendan y gestionen como un todo las áreas que resultan críticas para innovar de manera sostenible. En otras palabras, se debe adoptar una perspectiva de sistema para evitar dar soluciones parciales y probablemente erróneas a un problema complejo como lo es el de la innovación sostenible.

El fomento del espíritu emprendedor constituye una apuesta por la sostenibilidad, pues éste "es el motor principal de la innovación, la competitividad y el crecimiento económico. Existe una relación entre el espíritu emprendedor y los resultados económicos en términos de crecimiento, consolidación del tejido empresarial, innovación, creación de empleo, cambios tecnológicos e incremento de la productividad", refleja el Plan de Innovación y Modernización de Andalucía.

La energía es uno de los ejes del sistema innovador. Un modelo de desarrollo más centrado en responder a los retos ambientales, considerándolos como una oportunidad para alcanzar mayores cotas de eficiencia y competitividad, se presenta como un objetivo de indudable interés en las circunstancias actuales. Un uso eficiente de la energía, promocionando las iniciativas innovadoras, favoreciendo un desarrollo tecnológico adaptado a las prioridades y bien utilizado por el sector empresarial es la mejor senda para el futuro.

más noticias de FINANZAS Ir a la sección Finanzas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios