"Estamos a punto de cerrar varios proyectos para hoteles en Dubai"

Antonio Valdés Cosentino comenzó su andadura en el sector del mármol a principios de los años 80. Casi treinta años después, la empresa especializada en la extracción, producción y comercialización de texturas creativas de piedra natural ha facturado 47 millones de euros en 2007 y dispone de una red de 12 tiendas repartidas por el mundo y explota en exclusiva 20 canteras de piedra natural en los cinco continentes, además de dos centros de tratamiento de la piedra en España.

-¿Cuáles son los proyectos que tiene Tino Stone a medio y largo plazo?

-Estamos trabajando en el aeropuerto de Málaga, donde se instalarán 100.000 metros cuadrados para la ampliación de sus instalaciones. Y tenemos varios proyectos en Dubai, a punto de cerrar, donde se construirá en hoteles y palacios, así como en el resto del mundo. Aunque la situación internacional nos ha afectado, como al resto del mundo, seguimos vendiendo mármol a nuestros clientes especializados, ya que se puede decir que nos dirigimos a un cliente denominado 'rico', con lo cual, experimenta en menor grado la crisis. Además, hoteles de lujo se van a seguir construyendo en todo el mundo, y ahí tenemos que estar vendiendo nuestra marca, como venimos haciendo en los últimos años.

-¿Cuáles son las previsiones de crecimiento en facturación para 2008?

-Nuestra meta es continuar creciendo en ventas, como decía antes, con el objetivo de incrementar la facturación entre un 10 y un 15%, lo que supondría superar los 50 millones de euros para este año.

-Una parte importante de Tino Stone Group es el área de investigación y desarrollo. ¿Cuánto se va a invertir en este campo?

-Éste es el único departamento en el que no vamos a reducir costes; nosotros mantenemos una política de inversión anual de alrededor de un 2% del total para dedicarlo a la I+D+i.

-¿Y las inversiones en España?

-De momento, hemos ralentizado el proyecto que teníamos previsto en Loja (Granada), dentro de las inversiones en España, y ya se terminó el Parque de Proveedores de Macael. Pero en Loja hemos ralentizado el proyecto por motivos obvios. No somos una empresa conservadora a la hora de invertir y realizar nuevas apuestas, ya que Tino tiene unas previsiones para invertir un total de 11 millones de euros hasta el año 2010.

-¿Cuáles son las principales cifras del grupo?

-Tino Stone Group tiene una plantilla de empleados de más de 260 personas repartidas por el mundo, de los que 60 son trabajadores de alta cualificación. Además, cuenta con más de 200 trabajadores subcontratados. El objetivo para 2010 es que la compañía alcance los 250 empleados en fábrica, mientras que los de alta cualificación se incrementarán hasta los 200, y los subcontratados sumarán otros 1.200.

-Para el horizonte 2010, ¿cuáles son las previsiones?

-Tino contempla la apertura de hasta 30 tiendas propias y 20 franquiciadas en el periodo que va desde 2003 hasta 2010, con una inversión media de 400.000 euros por tienda. La estrategia de Tino pasa por incrementar el valor añadido de los servicios añadidos. El producto, la piedra, que no es especialmente costoso, permite desarrollar a su alrededor una serie de servicios por los que el cliente final está dispuesto a pagar, desde el transporte hasta la instalación, reparación, conservación, diseño de un proyecto o la reforma. Es en esa postventa donde Tino sitúa la clave de su negocio futuro, dado que tienen el acceso al cliente final y eso es lo más valioso de la cadena. Es el cliente el que demanda cómo quiere que Tino le pula un suelo, le arregle una encimera o le venda un grifo para el lavabo. Dentro de dos años, el valor añadido supondrá el 50% de las ventas totales.

-¿Y la estimación de producción de las fábricas?

-Para el año 2010 queremos alcanzar un volumen de ventas de cuatro millones de metros cuadrados de piedra y alcanzar una capacidad logística de seis millones de metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios