La gamba roja de Almería, con 'denominación de origen'

  • Soler anuncia inversiones de 300 millones para modernizar la pesca andaluza · 3.000 personas de Perú, Ecuador y Senegal se formarán y trabajarán en el sector

La Junta de Andalucía está intentando poner en marcha un paquete de medidas que reactiven la delicada situación económica que padece la pesca en la provincia. Para ello, el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, mantuvo ayer un encuentro de trabajo con el sector, en el que se estudiaron sus principales preocupaciones y la Administración regional puso sobre la mesa las líneas de trabajo que ha previsto para intentar impulsarlo.

Entre ellas, destaca la puesta en marcha de un plan de modernización e innovación del sector, que contempla unas inversiones de casi 300 millones de euros, enmarcado en el Fondo Europeo de la Pesca 2007-2013, que dedica 176,7 millones; el resto procede del Gobierno central, de las autoridades portuarias y de la propia Consejería.

El objetivo es adaptar el sector a la situación de los mercados y de los caladeros, virando la producción hacia la transformación, ya sea mediante conservas y salazón, así como a través de la quinta y la sexta gama, fomentando la industrialización de la pesca.

Para estos proyectos, la Administración financiará hasta el 60% de la inversión total a fondo perdido.

También se prevé mejorar la comercialización a través de las organizaciones de productores, por lo que se está ultimando la creación de una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para poner en valor la gamba roja, que se convierta en una garantía de calidad y que englobe al sector almeriense, que concentra más de la mitad de las capturas de esta especie en Andalucía.

La Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras se ha unido al cluster formado por pescadores gallegos y vascos con el objetivo de poder optar a los caladeros internacionales que gestiona en Marruecos o Angola, así como beneficiarse de formar parte de un colectivo nacional.

En esta línea, la falta de personal cualificado en la pesca tendrá en breve una alternativa, gracias al plan que prevé dar formación a 3.000 personas en Perú, Ecuador y Senegal, que tendrán un contrato en origen, avalado por el Ministerio de Trabajo.

Almería posee una flota de 313 barcos, que representa el 16% de los existentes en Andalucía, cuyo número asciende a 1.980.

La producción anual se eleva a 13.000 toneladas desembarcadas en los cinco puertos de la provincia, cuyo valor económico asciende a casi 30 millones de euros.

Los retos de la pesca almeriense, al igual que en el resto de Andalucía, pasan por la conservación de los recursos y mejorar la competitividad, tal como se acordó en el Plan Integral de Gestión, aprobado por la Junta en enero, que prevé paradas temporales de dos meses de las flotas de arrastre, al cerco y al palangre, con ayudas de 36 euros por tripulante al día de media.

La Consejería también ha previsto la instalación de un arrecife artificial en Adra, donde invertirá algo más de 700.000 euros para construir 479 módulos de protección y defensa frente al arrastre y otros 100 módulos de producción, que cubrirán una superficie total de 38 kilómetros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios