El mármol acusa al Ayuntamiento de Macael de poner en peligro al sector

  • Un huerto solar irá en la escombrera "El Pozo", en la que el Plan Director prevé industrias · Manuel Sánchez dice que el primer edil ha rechazado dos ofertas de empresas para instalarse en este lugar

El pasado 11 de enero una pesada losa cayó sobre la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía. Se despertaron con la noticia de que el Boletín Oficial de la Provincia había publicado la autorización para una instalación eléctrica de alta tensión, germen que dará origen a un Huerto Solar en la escombrera conocida como el "Pozo". Llevaban varios meses, concretamente nueve, barruntando cómo disuadir al Consistorio macaelense de poner esta idea en marcha. La AEMA sabe la importancia que las energías renovables tienen, y por eso en todo momento ha dejado claro que están a favor de la iniciativa, pero no de la ubicación que le han adjudicado en su pueblo, en una antigua escombrera.

Si importante es producir energía limpia, no menos importante es impulsar la actividad extractiva del mármol que genera empleo directo a más de 5.600 personas y proporciona trabajo a los municipios colindantes.

La zona elegida para la futura instalación es una escombrera caducada, en la que se estaba barajando la posibilidad de instalar empresas de transformación de aprovechamiento y elaboración de mármol. De hecho, había dos propuestas de distintas entidades para ubicar una fábrica de cemento en este lugar. El grupo Puma fue el primero que solicitó la construcción de una industria de elaboración de cemento cola, y obtuvo el no por respuesta. De esta forma debió marcharse a la localidad de Albanchez, con lo que eso conlleva de pérdida potencial de empleo y de ingresos económicos para la localidad de Macael.

Otra de las proposiciones que llegaron al Consistorio vino de la mano de Holcim. La multinacional suiza también intentó instalarse en la zona de la escombrera para aprovechar los residuos que genera el sector, y evitar así el coste que se deriva del traslado de los escombros hasta la fábrica en camiones. De nuevo obtuvieron el no por respuesta del consistorio macaelense.

La AEMA había pedido ese terreno al Ayuntamiento para poner en marcha un proyecto global, en el que estuviesen implicadas las industrias extractoras, que contemplase la instalación de un planta de elaboración de áridos, aprovechando así los residuos que se generan de la extracción de la piedra natural. Una propuesta a la que el ayuntamiento se negó en rotundo. Tres negativas, a tres grandes proyectos que iban en sintonía con la actividad extractiva que se desarrolla en la comarca del mármol. Recordar, además, que la ubicación fue escogida por la Consejería de Innovación, el Ayuntamiento de Macael y la Asociación de Empresarios para uso de transformación de materia prima, algo que quedó regulado en el Plan Director de la Sierra.

Lo que sí obtuvo una respuesta favorable fue el proyecto presentado por Kioto Photovoltaics Iberia, con sede en Barcelona, que se ofreció a adquirir la finca por un periodo de 40 años para ubicar un huerto solar con 19 instalaciones individuales de 100 Kilovatios.

El presidente de la Asociación, Manuel Sánchez, ha dejado claro que "no entienden cómo se ha elegido beneficiar a un grupo de inversores, que sólo buscan una mayor rentabilidad, y que como mucho crearán cuatro o cinco empleos. En cambio, se pone en peligro la actividad normalizada de las canteras de la zona y se elimina la posibilidad de que empresas del sector se instalen en la zona y creen un mayor número de puestos de trabajo".

Esta información llegó a los asociados en una de las reuniones que celebran de seguimiento del Plan director. Desde ese momento ha habido 8 encuentros entre el Consistorio y la Asociación para acercar posturas, aunque todos han sido infructuosos. Sánchez ha explicado que la instalación de estas placas en la escombrera del Pozo dificultará de forma considerable la extracción de la piedra natural. "La del Pozo es la única escombrera con futuro, en una de las zonas donde se obtiene el mármol de mejor calidad. El polvo de la extracción del mármol en las canteras que hay a su alrededor provocaría grandes problemas en el funcionamiento del huerto solar. Temen que esta situación pueda paralizar la escombrera y poner en riesgo el principal receptor de residuos de la sierra. La Asociación se ha mostrado en todo momento abierta a que se pueda instalar en otro lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios