"Antes de que termine 2009, Tino producirá más del 50% en China"

  • El presidente de la firma prevé inaugurar dos nuevas tiendas en el entorno de Shangai en un plazo de seis meses · Valdés hace un balance "muy positivo" del primer año en este país

A falta de un mes y medio para que se cumpla un año del desembarco de Tino Stone Group en China, su presidente hace balance de las actividades de la compañía de mármol en el gigante asiático y de los retos que tiene ante sí en el futuro.

-¿Cómo le ha ido durante estos meses en China?

-Lo positivo es que hemos crecido al mismo ritmo que lo ha hecho el país, adaptándonos con rapidez a los cambios que supone para una empresa europea implantarse en Asia y, en concreto, en China. Además, tras 16 años manteniendo relaciones comerciales con este país, ahora contamos con su reconocimiento. También, los empleados se han adaptado perfectamente a esta nueva cultura, y la conexión con España es totalmente fluida.

-¿El plan de expansión del grupo contempla China como plataforma para saltar a otros mercados como Estados Unidos?

-Efectivamente, de cara al crecimiento previsto por Tino, tenemos nuestro nicho de expansión, que es el de hoteles de cinco estrellas, viviendas de lujo, etc. y tenemos varios proyectos entre manos. También damos servicios, atención al cliente, desde el diseño del producto hasta la elaboración final. Además de entrar en el mercado más importante del mundo, supone la plataforma para dar servicios al resto del mundo. Aunque primero tenemos que terminar la implantación en China y las subsedes, que es un país muy grande, a través de colaboradores y franquiciados.

-Entonces, ¿cuáles son los siguientes pasos que se darán?

-Esperamos que en un plazo de seis meses podamos inaugurar dos nuevas tiendas Tino, ambas en el entorno de Shangai, para continuar el proceso de implantación de la marca Tino por todo el país asiático. También hay que destacar que nosotros producimos en China en dólares y, teniendo en cuenta la paridad actual entre el euro y el dólar, nos está proporcionando una ventaja competitiva muy positiva de cara al momento actual y al futuro, dentro de un mercado globalizado. Nuestro principal objetivo es seguir vendiendo, mantener y ampliar nuestro nicho de mercado, comercializando en China y Asia-Pacífico, y dar el salto definitivo hacia Estados Unidos, así como a otros países, con precios más baratos, gracias a producir en China. La implantación con tiendas para vender nuestra marca ha demostrado ser un gran acierto.

-¿Cuál es la producción que está realizándose en la actualidad en el gigante asiático sobre el volumen total de la empresa?

-Ahora mismo estamos en la primera fase de producción y a punto de empezar la segunda fase de inversión en maquinaria para elaborar productos y diseños exclusivos. Antes del final de 2009, más del 50% de la producción total de Tino se realizará en China. Pero eso no quiere decir que va a disminuir la producción en Europa; al contrario, se impulsará el crecimiento de la compañía en todos los ámbitos, aunque la expansión mundial está sustentada en el refuerzo de producción de China porque, de lo contrario, sería inviable. Porque si en vez de invertir en marcas o en distribución, hubiese montado una fábrica enorme en Almería o en Granada, ahora mismo la capacidad de venta estaría bastante limitada, como ocurre con el sector en Europa, por la situación actual.

-¿Cómo ve la coyuntura económica, estamos ante una crisis inminente?

-Esta es la tercera o cuarta crisis que he vivido, lo que pasa es que hay que estar preparado para afrontar la situación y creo que nuestro equipo directivo ha tomado muchas medidas para prevenirla; una de las más acertadas ha sido apostar por la marca, por la red de distribución en base a tiendas de ata calidad y muy especializadas, así como la implantación en China, que todos sabíamos que se iba a convertir en un mercado importantísimo y la gran fábrica del mundo. Eso ha motivado que siguiéramos invirtiendo en I+D +i hasta un 2% del total.

-¿Podemos decir entonces que Tino no está padeciendo los efectos de la crisis?

-Yo siempre digo que crisis hay si no vendes. Y prefiero ser una empresa que, por ejemplo, en 2008 venda cien para ganar dos, en vez de ser una empresa que en 2004 vendía diez y ganaba tres. Lo que ocurre es que se ha generado un problema de crisis de confianza, de crisis financiera euro-dólar, crisis inmobiliaria y de los servicios ligados a ella, pero se ha estado produciendo a stock, mientras que lo importante es realizar una planificación para evitar un crecimiento desmesurado y así conseguir una mayor eficiencia, aunque no quiero decir que se hayan equivocado las inmobiliarias. Más bien se ha generado una corriente y todos nos hemos dejado llevar un poco por la corriente de ese río.

-Entonces, ¿los objetivos de Tino para afrontar el corto plazo?

-El objetivo prioritario es vender; vender más que el año pasado y así sucesivamente. Porque si no vendo más, no puedo mantener mi marca ni la infraestructura de la empresa, con todo su capital humano. Porque ahora mismo, lo que vale de Tino es su marca y sus recursos humano, o sea, el talento. Y para poder mantener el talento de mi gente y el nivel de mi marca, necesito vender. El mensaje que nosotros estamos dando ante esta crisis mundial es aguantar porque dentro de dos años estaremos más fuertes, habrá un reajuste, saldremos reforzados y el valor de nuestra empresa será mucho mayor, aunque ahora tengamos que reducir los márgenes para seguir vendiendo. Todo lo que producimos en euros tenemos que seguir manteniéndolo porque es la parte importante de Tino porque todos los gastos estructurales de la empresa son los de aquellas personas que cobran en euros.

-¿Ha descendido el nivel de producción en Almería?

-Todo lo contrario. Nosotros seguimos produciendo lo mismo en Macael para mantener el nivel de las ventas de Tino Stone Group; pero no aposté por montar una macrofábrica en Almería, como me dijeron algunos gurús y técnicos en su momento. De haberlo hecho, ahora mismo, Tino estaría inmersa en una profunda crisis o, al menos, en una situación muy comprometida para mantener el empleo y la fabricación de unas instalaciones de esas características. A pesar de ello, en Macael se mantiene la producción y hemos incrementado un poco el número de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios