AUTOMOVILISMO l Entrenamientos de Fórmula 1 en el Circuito de Jerez

Red Bull da alas otra vez a Vettel

  • El alemán fue el mejor en los anteriores tests y ayer en el estreno de Force India

El extenso programa de pruebas que alberga el Circuito de Jerez durante esta semana dio comienzo en la jornada dominical de ayer con un total de ocho escuderías (Renault, Mclaren, Ferrari, Toyota, Red Bull, Force India, BMW y Williams) y ocho pilotos en pista. La jornada, gris desde sus inicios con algo de lluvia incluida pero sol al final, ha estado bien animada por un público que ha visto trabajar a los equipos en los mismos apartados que en la anterior ocasión en que visitaron estas instalaciones, es decir: puesta a punto general de los nuevos monoplazas 2009 con especial atención a la fiabilidad, aerodinámica, Kers y gomas.

El equipo de capital indio, Force India, salía a pista ayer por primera vez con el monoplaza del 2009, con el que Giancarlo Fisichella y Adrián Sutil tratarán de salir de los puestos de cola si el motor Mercedes que ahora los propulsa y, sobre todo el chasis están a la altura del resto de competidores. Por el momento, Fisichella, piloto que ha completado los primeros giros del vehículo al final de la sesión, contaba en su haber 31 giros completados, algo normal tratándose de la puesta en escena por primera vez de un monoplaza.

A lo largo de los tres días que este equipo tiene por delante se podrá vislumbrar por donde están con respecto a sus adversarios. Por lo pronto, la escudería se mostró optimista de cara a la próxima temporada debido a su nuevo motor Mercedes con el que afrontará cada Gran Premio con el objetivo de puntuar, algo que no logró en ninguna de las pruebas de 2008.

El nuevo coche de Force India cuenta con un motor y caja de cambios Mercedes después de que se pusiera fin a una época en la que la escudería tenía un acuerdo con la el equipo Ferrari. "Me gustaría ver un comienzo fuerte, llegando a los puntos y con una clara mejora en la calificación. Terminar en los puntos debería ser el objetivo", afirmó el fundador de Force India, Vijay Mallya.

El italiano Giancarlo Fisichella, que este año afronta su decimocuarta temporada en la Fórmula 1, condujo las primera vueltas con el nuevo coche en el Circuito de Jerez. "Para ser honesto, yo no sería feliz si no se mostrara que hemos mejorado mucho", afirmó el que fuese compañero de Fernando Alonso en Renault.

Mallya, jefe de la escudería, espera que la nueva asociación con McLaren-Mercedes, que ganó el título de pilotos con Lewis Hamilton, muestre una clara mejoría. "Sería bueno ver que todos los equipos luchando por los puntos. Si el coche es bueno, ¿por qué no incluso para el podio?", se preguntó Fisichella.

Por su parte, Adrian Sutil destacó que Giancarlo Fisichella le ha "hecho más fuerte. Giancarlo es un gran conductor, ha ganado carreras y terminó en el podio muchas veces, por lo que es un verdadero reto para mí estar contra él", sentenció el piloto alemán.

Mientras, el Red Bull de Vettel ya demostró en los anteriores test en la pista jerezana que va rápido y lo volvió a refrendar ayer con el alemán encaramado a lo más alto de la lista de tiempos con un registro de 1:19.055, a casi segundo y medio del segundo, en este caso Felipe Massa (Ferrari) con 1:20.330. Tercero era Kobayashi, probador de Toyota, con 1:20.699 tras el cual se situaba Nico Rosberg con 1:21.171. Kubica, Fisichella, De la Rosa y Nelsinho Piquet por este orden completaban la lista por tiempos.

La jornada ha sido pródiga en cuanto a banderas rojas en pista. Se contabilizaron un total de cinco, empezando por la del brasileño de Ferrari Felipe Massa, que cometía un error de pilotaje -se abría demasiado a la salida de la rápida de izquierdas antes de la curva Sito Pons- que le descolocó el monoplaza y el bólido acabó en la grava. Nico Rosberg, un par de horas más tarde, hacía lo propio a final de recta cuando una tímida lluvia hacía acto de presencia y mojaba el asfalto lo suficiente para que los slicks del Williams patinaran en este viraje, acabando con Rosberg en la grava.

Posteriormente, sufrieron problemas mecánicos en pista Vettel (Red Bull), Piquet (Renault) y, por último, el McLaren de Pedro Martínez de la Rosa, que se rompía a 25 minutos de finalizar la jornada.

Por otra parte, Fernando Alonso, que rodará el martes, volverá a verse las caras con Lewis Hamilton, al igual que en la última sesión de test de F1 celebrada en este mismo escenario hace dos semanas cuando el piloto español y el británico mantuvieron un mano a mano por el mejor tiempo que al final fue a parar a las manos de Hamilton tras dominar Alonso toda la sesión.

Será el próximo miércoles cuando ambos coincidan de nuevo en esta misma pista, una nueva oportunidad para los aficionados de ver en acción a ambos pilotos sin olvidar a Raikkonen, que también compartirá pista en una sesión que reunirá a los tres últimos campeones del mundo.

Los entrenamientos son abiertos al público, al precio de 5 euros, de diez de la mañana a cinco de la tarde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios