"Tengo 'paparazzis' en mi puerta las 24 horas del día"

  • En plena vorágine mediática por su presunta relación con Francisco Rivera, la modelo Elisabeth Reyes concedió a este periódico una entrevista donde se muestra sin secretos.

Comentarios 1

Ni se pronunció sobre Sergio Ramos, ni tiene intención de comentar nada sobre Francisco Rivera. A pesar de estar asediada por las cámaras mañana, tarde y noche, Elisabeth Reyes opta por el silencio en el terreno de la intimidad. En cuanto al resto, la malagueña continúa siendo tan cercana y risueña como siempre y, a punto de cumplir 24 años a finales de marzo, quien fuera Miss España 2006 disfruta tanto de una agenda llena de compromisos como de un corazón sano y feliz. ¿Hay algo más satisfactorio que eso?

-Desde luego, no se quejará de cómo le van las cosas, ¿verdad?

-Nada. Se está empezando a valorar mi trabajo y están contando más conmigo para muchos proyectos. Eso hace que me sienta contenta. He estado en Cibeles, ahora me marcho a Miami…

-¿Cuál sería ese sello que, como modelo, le gustaría imprimir?

-No sé. Supongo que el de una mujer muy constante a la que le motiva mucho su profesión. Llevo 12 años en esto y creo que, esa pasión, se refleja.

-Igual que dicen que se nota cuando alguien está enamorado…

- ¿Sí? (risas). En mi caso estoy enamorada de la vida. Y doy gracias por seguir aquí. Intento tomar las cosas que vienen lo mejor que puedo.

-Deduzco que se referirá a la presión social a la que, en estos momentos, está sometida, ¿no? ¿Cómo lo lleva?

-Con la mayor discreción. Soy popular por participar en un concurso de belleza y me gustaría que siguiera siendo así, no por un noviazgo concreto.

-¿Qué le dicen en casa ante todo este lío de Fran? Su madre o sus amigos, ¿qué opinan?

-Mi madre, mientras su hija esté a gusto, ni dice nada, ni va a meterse en nada. Si me equivoco, será la mejor manera de aprender y, al final, eso es lo importante. Me gusta ser responsable de mis decisiones. Sea como sea, la que se está moviendo en este mundo soy yo. A ellos preferiría dejarlos al margen y, hasta la fecha, la situación les está afectando porque les preguntan al respecto. Mi hermano, por ejemplo, está estudiando para policía y no tiene nada que ver con lo mío.

-Ya pasará un poco la euforia persecutoria…

-Espero que sí porque, como sea así siempre… (risas). Tengo paparazzis en mi puerta las 24 horas del día. Vamos, ¡hasta me he hecho amiga de algunos! (risas). Les comento: "Hoy no me sigáis porque voy a comprar". Entiendo su labor. No debe ser agradable estar constantemente detrás de una persona.

-¿Y no existe la posibilidad de que, tarde o temprano, la veamos en alguna exclusiva 'rosa' contando todo lo que, por ahora, prefiere obviar?

-No. Nunca he hablado de mí y nunca lo haré. No es mi intención ser conocida por estar con una determinada pareja. Tampoco me hace falta. Soy una mujer autosuficiente y trabajadora.

-Con bastantes dotes para el baile, por cierto. ¿Satisfecha de su participación en el programa?

-Sí. ¡He pensado hasta montar mi propia academia! (risas). Es broma. Ya abrí una agencia de eventos que gestiona mi familia.

-¿No le da lugar a acercarse a su tierra?

-¡Claro! Acabo de pasar tres días allí encantada de disfrutar de ese tiempo de tranquilidad... ¡rodeada de cámaras y reporteros! (risas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios