Clinton reitera la alianza de EEUU con Israel pero exige un Estado palestino

  • La jefa de la diplomacia estadounidense asegura ante las autoridades judías que la solución basada en dos estados es "inevitable" · La aviación israelí bombardea seis túneles para el contrabando de armas con Egipto

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reafirmó ayer en Jerusalén la "alianza fundamental" mantenida desde hace décadas entre Israel y EEUU y reiteró la exigencia de Washington de crear un Estado palestino independiente.

En su primera visita al Estado judío como jefa de la diplomacia, Clinton estimó que es "inevitable" una solución de dos estados para poner fin al conflicto y, tras una reunión con la ministra de Relaciones Exteriores saliente, Tzipi Livni, consideró que los avances en este sentido "también van en interés de Israel".

Con todo, Clinton reiteró el compromiso de Washington en pro de la defensa del Estado judío y afirmó que "EEUU siempre ha apoyado al pueblo israelí y lo seguirá haciendo". Tanto ella como Livni expresaron su preocupación por el programa nuclear de Irán, país al que Israel contempla como su principal enemigo.

"Debemos hacer todo lo posible para evitar que Irán obtenga armas nucleares", dijo Clinton, mientras Livni afirmó que "Irán no es sólo un problema de Israel sino una amenaza global".

Antes de reunirse con el líder derechista israelí, Benjamin Netanyahu, quien recibió el encargo de formar Gobierno tras las elecciones del 10 de febrero, Clinton dijo que se alegrará de cooperar con el próximo Gabinete. "Pero esto no significa que, como buenos amigos, no podamos tener también opiniones diferentes".

Pese a la insistencia del Gobierno del presidente de EEUU, Barack Obama, de que se llegue a una solución de dos estados en Oriente Próximo, Netanyahu no ha mostrado públicamente, de momento, su apoyo a la creación de un Estado palestino independiente, que pueda vivir en paz junto al judío. El líder del Likud aboga por poner en marcha un plan de desarrollo en Cisjordania y no pensar en un acuerdo de paz hasta que el territorio haya florecido económicamente a largo plazo. Al mismo tiempo, desea continuar el diálogo político con los palestinos, aunque no se trate propiamente de conversaciones de paz.

Clinton llegó a Israel después de participar la víspera en la conferencia de donantes para Gaza celebrada en el balneario egipcio de Sharm el Sheij, en la que la comunidad internacional prometió ayudas por 4.480 millones de dólares para la reconstrucción del territorio tras la ofensiva militar israelí.

Livni aseguró que su país continuará reprimiendo los ataques de Hamas y otros grupos armados palestinos en Gaza, al tiempo que reiteró la necesidad de proseguir el proceso de paz con la cúpula palestina en Ramala.

Clinton tiene previsto reunirse hoy con el presidente palestino, Mahmud Abbas, con quien pretende discutir sobre la situación humanitaria en Gaza. Durante una reunión con el presidente israelí, Simon Peres, la secretaria de Estado expresó también el apoyo de Washington a la Autoridad Nacional Palestina liderada por Abbas.

Peres, por su parte, se mostró convencido de que Netanyahu proseguirá las conversaciones con los palestinos y reconocerá los acuerdos firmados en el pasado entre Israel y la cúpula palestina.

El proceso de paz se encuentra paralizado desde la ofensiva militar israelí, que dejó más de 1.300 muertos palestinos. Para retomar las conversaciones con el próximo Gobierno, Abbas exige que éste reconozca los compromisos adquiridos en el pasado por Israel, apoye una solución de dos estados y paralice por completo la construcción y ampliación de colonias judías.

No obstante, coincidiendo con la llegada de Clinton, el movimiento pacifista israelí Paz Ahora estimó que la probable coalición de derechas que formará Netanyahu en Israel podría duplicar el número de colonos en asentamientos en Cisjordania y el sector oriental ocupado de Jerusalén. La organización aseguró que en el Ministerio de Vivienda existen planes para construir más de 73.300 viviendas en territorio palestino ocupado. Según otro grupo israelí defensor de los derechos humanos, B'tselem, actualmente viven en Cisjordania 286.000 colonos judíos y en Jerusalén Este otros 194.000.

Por otro lado, la Aviación israelí bombardeó ayer seis túneles utilizados por los palestinos para el contrabando bajo la frontera entre Gaza y Egipto. Los ataques, que no dejaron víctimas pero sí daños materiales, fueron una respuesta al lanzamiento de cohetes palestinos contra territorio israelí.

Según un portavoz militar, en los últimos cuatro días impactaron en Israel 18 cohetes y granadas de mortero lanzados desde Gaza. Desde que finalizó la ofensiva militar israelí el 18 de enero, son ya más de 130 los proyectiles lanzados por milicianos palestinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios