Cuba mantiene 290 presos políticos, de los que 35 están muy enfermos

  • Según organizaciones de derechos humanos, 92 son prisioneros de conciencia y 198 han sido condenados en juicios "amañados" o sin pruebas · Hay 28 menos que en el primer semestre de 2007

Comentarios 23

Cuba cerró 2007 con 290 presos políticos, 28 menos que en el primer semestre de ese año, según una organización de derechos humanos, que llamó la atención sobre la salud de 35 de ellos, muy enfermos.

De los 290 prisioneros, "92 son considerados como presos de conciencia" y el resto, 198, son casos que en su mayoría pueden ser "juicios amañados y/o encausados con cargos no probados", señaló un informe de la ilegal Coordinadora Nacional de Presos y ex Presos Políticos (CNPP), divulgado el pasado sábado en La Habana.

Del total de presos, 26 son mujeres y 35 "están con un deplorable estado de salud dentro de las cárceles", añadió el texto de la Coordinadora, que preside la opositora Aída Valdés, al reiterar su llamado "a los gobiernos del mundo libre" para que intercedan por la liberación de los reos.

Los datos de la CNPP difieren de los informes de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) -también ilegal en Cuba-, presidida por Elizardo Sánchez, quien estimó hace 10 días en 234 el número de presos políticos en Cuba.

Al igual que la Ccdhrn, la Coordinadora, que calculó al cierre del primer semestre de 2007 en 318 los presos políticos cubanos, llamó la atención sobre la modalidad "represiva" de detenciones temporales en la isla.

"Una nueva manera de evitar que los opositores (...) lleguen la los lugares de reuniones o sedes diplomáticas es conducirlos a la estación de Policía donde pasan uno o dos días y luego son llevados a (...) sus lugares de origen", añadió el informe.

Según la Coordinadora, actualmente existen en la isla "315 prisiones conocidas; de éstas, 56 de mayor rigor, 182 campos de trabajo forzado, 46 de menor rigor, 18 cárceles de menores y 13 prisiones de mujeres".

Por otra parte, disidentes cubanos repartieron más de 1.500 ejemplares de la Declaración Universal de Derechos Humanos en homenaje de Miguel Valdés Tamayo, uno de los 75 disidentes encarcelados en la primavera de 2003, en el aniversario de su muerte.

El disidente Miguel Valdés Tamayo, excarcelado por problemas de salud con una licencia extrapenal en 2004, falleció el 10 de enero de 2006 en La Habana de un paro cardiaco.

Los disidentes Marta Beatriz Roque, Jorge Luis García Pérez (Antúnez), Carlos Cordero Páez, Idania Yanes Contreras, Félix Bonné Carcassés, Francisco Chaviano y Blas Fortún Rodríguez, realizaron el jueves una caminata por una céntrica avenida de La Habana en homenaje a Valdés. Marta Beatriz Roque, una de los participantes, dijo que durante el recorrido de 22 calles, repartieron más de 1.500 ejemplares de la Declaración Universal de los Derechos Humanos sin incidentes. "Lo que estábamos haciendo era repartir la Declaración Universal de los Derechos Humanos en completo silencio, caminando y sin escándalo", señaló.

315

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios