EEUU y el Reino Unido piden mayor peso de la OTAN en Afganistán

  • Alemania contribuirá con 200 soldados y enviará su primera unidad de combate al país

Estados Unidos y Reino Unido instaron ayer en Londres a sus socios de la OTAN a incrementar su compromiso en Afganistán, en vísperas de la cumbre de la Alianza Atlántica que se celebrará el jueves en Lituania.

EEUU considera que las cargas de la lucha contra los rebeldes talibanes deben estar mejor repartidas "entre toda la alianza", dijo la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, antes de reunirse ayer con el primer ministro británico, Gordon Brown, en Londres.

El ministro alemán de Defensa, Franz Josef Jung, anunció en Berlín que su país enviará su primera unidad de combate a Afganistán, pero no al convulso sur. La unidad de ataque, que contará con unos 200 soldados, se trasladará al norte de Afganistán en verano y sustituirá al contingente militar noruego en la zona.

Reino Unido anunció ayer también el envío de una nueva unidad de asalto de élite a Afganistán, integrada por una brigada aérea de combate del Regimiento de Paracaidistas, y que sustituirá a la brigada de infantería desplegada en Helmand el próximo abril. Las tropas estarán dotadas con vehículos especialmente blindados y nuevos helicópteros Merlin.

Londres espera que los aliados de la OTAN acuerden "un reparto justo" como muy tarde en la cumbre que se celebrará en abril en Bucarest, dijo Brown en la Cámara Baja. El premier británico hizo hincapié en que su país aporta el 15 por ciento de las tropas de la alianza en Afganistán, y la mayoría están desplegadas en el convulso sur del país. "Necesitamos un reparto de cargas, no sólo con respecto a los soldados, sino también de helicópteros y otro tipo de equipamiento".

Ni Rice ni Brown nombraron ningún país en concreto. El deseo de Reino Unido y EEUU de reforzar el compromiso en Afganistán será tratado en la cumbre de Vilna. Ambos países aportan en conjunto casi la mitad de los 42.000 soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), liderada por la OTAN.

Rice reconoció ante los medios que los talibanes "son más fuertes de lo que se esperaba". No obstante, no suponen "ningún peligro estratégico para el Gobierno" de Kabul, aunque sí una "amenaza permanente a la seguridad de la población".

Expertos británicos afirman que, debido a los crecientes ataques de los extremistas, Afganistán está "al borde del abismo". Es urgentemente necesario aumentar la ayuda militar y económica, subrayó el consejo de expertos Senlis Council.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios