EEUU vuelve a pedir a sus aliados una mayor implicación en Afganistán

  • La situación del país asiático centra la Conferencia de Seguridad de Múnich

EEUU insistió ayer en que sus aliados debían implicarse más en Afganistán, por considerar que un fracaso en la lucha contra los talibanes amenazaría directamente su seguridad.

Washington pedirá a sus aliados, incluida Alemania, una contribución similar a la suya en Afganistán, "soldado por soldado, euro por dólar", declaró la embajadora estadounidense ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Victoria Nuland, en una tribuna publicada por el diario Berliner Zeitung.

La mayoría de los europeos es reticente a enviar refuerzos al sur afgano, escenario de cruentos combates, como solicitan EEUU y Canadá. Alemania, tercer país con mayor número de efectivos en Afganistán, se opone y Polonia hace otro tanto.

Para los europeos, la fuerza militar no bastará para estabilizar Afganistán y la OTAN debe modificar su estrategia para acelerar la formación del Ejército afgano, obrar por la reconstrucción del país y la instrucción de las personas en puestos de mando.

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, intentó nuevamente convencer a sus aliados durante la 44º Conferencia sobre la Seguridad que se celebra en Múnich, tras una reunión de dos días con sus homólogos de la OTAN en Vilna. En la capital de Lituania, Gates dijo comprender que algunos gobiernos europeos no puedan reunir una mayoría parlamentaria para enviar tropas pero sugirió que podían suministrar equipamientos, como helicópteros y aviones sin piloto, o financiar operaciones.

También el primer ministro turco, Recep Tayipp Erdogan, advirtió de ceder la presión sobre los rebeldes islamistas en Afganistán en su discurso de inauguración. "La OTAN no debe retroceder ni un paso", aseguró.

La conferencia de Múnich ofrece desde 1964 un foro a EEUU para plantear su punto de vista en materia de seguridad en Europa.

En el avión que lo transportaba, Gates explicó que quería dirigirse a los europeos, y no a los gobiernos, para hacerles comprender que un fracaso en Afganistán amenazaría directamente su seguridad. "Afganistán no sólo sirvió de base para los ataques contra EEUU en 2001 pero está claro que Al Qaeda y otros en la región desempeñaron un papel en los atentados en Europa. Esto representa una amenaza directa para la seguridad de Europa", recalcó.

A Gates le preocupa que se confunda la guerra en Iraq y la intervención en Afganistán, donde EEUU derrocó a los talibanes tras los ataques del 11-S y luego acudió a la OTAN para estabilizar el país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios