Emmanuel podría reunirse con su madre en unas dos semanas

  • Emmanuel, el niño colombiano que nació en cautiverio fruto de una relación entre un guerrillero y la entonces secuestrada política Clara Rojas, comenzará un acercamiento a su verdadera familia en un plazo de dos semanas

Emmanuel, el niño colombiano que nació en cautiverio fruto de una relación entre un guerrillero y la entonces secuestrada política Clara Rojas, comenzará un acercamiento a su verdadera familia en "un término no superior a dos semanas", anunció hoy el ministro de Protección Social, Diego Palacio.

El ministro indicó que ese acercamiento se hará preservando la integridad psicológica del niño, que hoy tiene tres años y nueve meses y fue separado de su madre cuando tenía ocho meses. Asimismo, se respetarán los aspectos legales, pues el pequeño está bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Expertos como la psicóloga Lucía Nieto, de la Fundación País Libre, que lucha contra el secuestro, han advertido que el acercamiento de Emmanuel con Rojas y los demás familiares debe ser progresivo y sutil, pues hay un grave riesgo de que sufra traumas.

Según Nieto, el asunto pasa incluso por el nombre, pues el niño se autoidentifica como Juan David Gómez, como se le inscribió. "Que no esperen que lo llamen Emmanuel y el niño responda en seguida", advirtió la experta.

En ese marco, Palacio, de cuyo despacho depende el ICBF, planteó "no acelerar el proceso", y dejó en manos de la Defensoría de la Familia la decisión de entregar "temporalmente" a Emmanuel a los Rojas.

Un laboratorio de España confirmó el jueves plenamente, a través de pruebas de ADN, que Juan David, el pequeño entregado al ICBF por un hombre que dijo ser su tío, es el hijo de Rojas, liberada ese mismo día por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras cinco años y 11 meses de secuestro.

Rojas, de 44 años, ex candidata a la vicepresidencia de Colombia por un partido ecologista, anticipó desde Caracas que desea reunirse con su hijo a la brevedad posible y que lo llamará Emmanuel, tal como decidió cuando lo alumbró en medio de la selva con apoyo de enfermeros de las FARC.

"Estoy viva por él y yo espero que él también por mí. El demostró ser un niño muy echado para adelante (decidido)", afirmó la ex secuestrada poco después de recuperar la libertad. Empero, se abstuvo de dar detalles sobre el padre del menor, de quien sólo dijo que no ha vuelto a recibir noticias.

Emmanuel, o Juan David, es el símbolo de la operación que terminó con la liberación de Rojas y la ex parlamentaria Consuelo González. Las FARC le arrebataron el pequeño a la madre y lo llevaron a un hospital del Estado, pero la Defensoría del departamento de Guaviare, al ver las malas condiciones en que estaba, decidió entregárselo al ICBF, que lo envió a un refugio en Bogotá.

Lo ocurrido quedó al descubierto en diciembre cuando los guerrilleros pretendieron recuperarlo para cumplir con el compromiso de entregárselo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Palacio confirmó que el niño requerirá de una nueva operación para corregir la fractura de brazo que sufrió durante el parto. Ese detalle fue fundamental para atar cabos y permitir la identificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios