La cúpula de Hamas entra en la clandestinidad para evitar los asesinatos selectivos de Israel

  • El movimiento advierte que responderá a toda "estupidez" que cometa el Estado judío

Hamas ha evacuado sus principales centros de poder en Gaza ante el temor de que Israel emprenda una campaña de asesinatos selectivos contra los líderes islamistas en la franja tras la escalada bélica de las últimas semanas.

La oficina del jefe del Gobierno de Hamas en Gaza, Ismail Haniya, se encontraba ayer vacía, y su titular en paradero desconocido, por miedo a un atentado de los servicios secretos israelíes, dijeron fuentes islamistas.

Haniya -quien no aparecía en público desde hace ya varios días- y otros líderes islamistas han pasado a la clandestinidad, y "sólo un pequeño grupo de guardaespaldas" conoce sus movimientos, según las informaciones de la prensa extranjera recogidas por medios locales.

Ni siquiera uno de los portavoces del movimiento, Taher Nunu, respondió ayer al teléfono, por miedo a que la conexión desvele al Ejército israelí su ubicación.

Esta "desaparición" de líderes de Hamas se debe a la decisión del ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, de "elevar el listón jerárquico" de los blancos de asesinatos selectivos, de la que informaron ayer los diarios Haaretz y Yediot Aharonot.

Entre 2002 y 2004, Israel empleó intensivamente esta política de aniquilación de líderes islamistas para disuadir a los grupos armados palestinos de perpetrar atentados suicidas.

En su última fase mató en dos bombardeos a los máximos dirigentes de Hamas en Gaza: su fundador, el jeque Ahmed Yasín, y su sustituto, Abdelaziz Rantisi.

Hamas advirtió ayer a Israel de que responderá de una "forma sin precedentes" a toda "estupidez" que cometa el Estado Judío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios