Hillary Clinton necesita ganar en New Hampshire para recuperar confianza

  • Los resultados de Iowa fueron un duro golpe para la senadora pero los analistas consideran que su organización es demasiado fuerte como para 'enterrarla' ya · McCain se la juega en el pequeño estado

La derrota el jueves de Hillary Clinton en la primera consulta electoral de la campaña presidencial estadounidense revela la desconfianza que le tienen muchos demócratas, algo que deberá disipar si quiere seguir hasta el final la carrera hacia el sillón presidencial.

Aunque el joven senador Barack Obama logró una hazaña al imponerse ampliamente, "la cifra más importante es el 70 por ciento de los demócratas de Iowa que votaron contra Hillary Clinton", asegura Larry Sabato, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Virginia (sureste).

Es una advertencia para Clinton, que preparó tan concienzudamente su campaña para convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos que la carrera parecía por momentos un camino hacia una consagración anunciada. "La maquinaria Clinton todavía podría impulsarla, pero ella es débil (...), hay algo en ella que a la gente no le gusta", concluye Sabato.

"Los electores de Iowa pasaron mucho tiempo estudiando a los candidatos y decidieron que le faltaba algo", estima Peter Brown, director adjunto del instituto de sondeos Quinnipiac, que considera que pudo pagar por su posicionamiento de centro y su voto en 2002 a favor de la guerra en Iraq, que el ala izquierda del partido no le perdona. Para Ross Baker, profesor de la Universidad Rutgers, esta derrota es peor para Clinton porque siempre intentó convencer de que era la mejor posicionada para ser elegida en noviembre. "Si se tiene como argumento principal la capacidad de ser elegida, y no es elegida, afecta mucho. Debe conseguir una victoria muy rápido", añade.

La campaña presidencial sigue en New Hampshire (noreste), donde hoy se celebran primarias. En este pequeño estado de Nueva Inglaterra un promedio de los sondeos realizado por el sitio de internet RealClearPolitics otorga 7 puntos de ventaja a Clinton, algo que pone en guardia contra la tentación de enterrar demasiado rápido la candidatura de Clinton: "Tiene una organización en los 50 estados y en la mayoría domina las encuestas", subrayó Brown.

No obstante, dos nuevos sondeos dados a conocer ayer ampliaban la ventaja de Obama sobre Clinton en más de diez puntos en New Hampshire.

Para Brown, Obama, que ambiciona convertirse en el primer negro electo a la Casa Blanca 40 años después del asesinato de Martin Luther King, simplemente "golpeó el halo de invencibilidad" de Clinton, sin convertirse en favorito.

En cuanto a los republicanos, varios expertos estiman que la victoria de Mike Huckabee (34 por ciento de los votos) en Iowa podría no durar mucho: no encontrará otro estado con tanta proporción de evangélicos, sensibles a su personalidad de pastor baptista. "Si logra ganar en New Hampshire (estado con pocos evangélicos), estará en excelente posición, pero me sorprendería mucho", declaró Brown.

En caso contrario, la pobreza de sus fondos de campaña debido a su tardío ingreso en los sondeos jugará en su contra a la hora de la campaña nacional para el supermartes del 5 de febrero, cuando se realizarán primarias en una veintena de estados.

En cambio, los caucus de Iowa dejaron un gran perdedor: el ex gobernador mormón de Massachusetts Mitt Romney (25 por ciento), que no pudo imponerse pese a su enorme inversión en tiempo y dinero. Algo que da esperanzas al influyente senador John McCain, tercero en Iowa pero que espera imponerse ahora en New Hampshire frente a un Romney debilitado, lo que relanzaría definitivamente una campaña muy floja en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios