Hillary y Obama se reparten el 'supermartes' mientras McCain se afianza

  • La ex primera dama se hace con los estados más poblados pero el senador negro se impone en más lugares · El veterano de guerra reivindica su título de "favorito"

El supermartes dejó sin resolver la reñida batalla entre la senadora demócrata Hillary Clinton, vencedora de los dos mayores estados en juego (California y Nueva York), y su rival Barack Obama, que se anotó 13 triunfos, mientras John McCain afianzó su ventaja entre los republicanos.

Clinton y Obama deberán continuar su batalla por convertirse en el candidato demócrata para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre, después de que el supermartes no lograra desempatarlos, pese a que más de una veintena de estados celebraron sus primarias.

"Me alegro de seguir la campaña y nuestros debates", declaró la ex primera dama, de 60 años, quien logró las dos joyas de la noche, los estados de California -donde obtuvo el 66 por ciento del voto hispano-, y Nueva York, del que es senadora.

Estos dos estados son los que más delegados enviarán a la Convención de Denver (Colorado), que proclamará al candidato demócrata a finales de agosto, con 443 y 286 representantes respectivamente.

Según estimaciones provisionales, Clinton cuenta con 845 delegados, en tanto Obama sumó 765. Para alcanzar la nominación presidencial demócrata son necesarios 2.025 delegados.

Clinton conquistó asimismo New Jersey y Massachusetts, un Estado donde varios miembros de la influyente familia Kennedy habían apoyado a Obama. También se impuso en Arkansas -que fue gobernado por su marido Bill Clinton-, Tennessee, Oklahoma y Arizona.

Por su parte, Obama, de 46 años, contrarrestó los éxitos de su rival con victorias en 13 estados: Illinois -por el que es senador-, Georgia, Delaware, Alabama, Dakota del Norte, Connecticut, Kansas, Utah, Colorado, Idaho, Minnesota, Alaska y Missouri.

"Sí podemos", dijo al finalizar la noche Obama, que centró su campaña en el "cambio". "Tenemos que dar vuelta a la página, tenemos que escribir un nuevo capítulo de la historia estadounidense", añadió ante sus seguidores en Chicago.

Clinton aspira a ser la primera mujer presidenta del país, mientras que Barack Obama quiere convertirse en el primer negro en dirigir la Casa Blanca.

En los comicios del supermartes, la ex primera dama se vio favorecida por el fuerte apoyo obtenido dentro del electorado femenino e hispano, según los sondeos a pie de urna de medios estadounidenses. Las encuestas indican que Clinton obtuvo el respaldo del 61 por ciento de los hispanos, frente al 37 de Obama.

Pero el senador por Illinois tuvo el apoyo del 82 por ciento de los votantes afroamericanos y contó con el 49 por ciento del voto de los hombres blancos, frente al 44 que respaldó a Hillary Clinton.

Mientras, el veterano senador McCain, de 71 años, reivindicó el título de "favorito del Partido Republicano" tras vencer en nueve estados, entre ellos California, Nueva York, Illinois, Connecticut, Nueva Jersey, así como Arizona, el Estado que representa en el Senado.

El congresista ya cuenta con 613 de los 1.191 delegados necesarios para ser designado candidato republicano.

McCain, derrotado en las primarias de 2000 por el presidente, George W. Bush, dejó patente, sin embargo, sus dificultades para conseguir el voto conservador del partido que capitalizó su principal rival Mitt Romney y que permitió asimismo a Mike Huckabee reforzar sus aspiraciones.

Romney sumó 269 delegados con sus triunfos en el Estado del que fue gobernador (Massachusetts), en Utah -donde se encuentra la sede de los mormones, su religión-, Dakota del Norte, Montana y Minnesota.

En cambio, el ex pastor bautista Mike Huckabee, que cuenta con fuerte apoyo entre los evangélicos, sorprendió: ganó en el Estado del que fue gobernador, Arkansas, en Georgia, Alabama, Tennessee y Virginia Occidental, sus primeros éxitos desde Iowa, donde se inició el 3 de enero la carrera a la Casa Blanca. Huckabee cuenta hasta el momento con 190 delegados.

McCain había llegado a este supermartes con la etiqueta de favorito, fortalecido por sus anteriores victorias en New Hampshire (noreste), Carolina del Sur y Florida.

Las próximas primarias se celebrarán el 9 y 12 de febrero, y el 4 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios