Israel refuerza su seguridad mientras ataca un puesto policial de Hamas en Gaza

  • El primer atentado suicida en un año enciende las alarmas por el temor a una nueva oleada

Israel reforzó ayer su dispositivo de seguridad tras el atentado suicida del lunes en Dimona al tiempo que lanzaba varios ataques sobre Gaza que causaban la muerte de al menos siete palestinos pertenecientes al movimiento fundamentalista.

El Movimiento de Resistencia Islámica indicó que un avión israelí había atacado un puesto de Policía cuando varios de sus miembros estaban rezando. "El ataque fue llevado a cabo contra un puesto policial de Hamas", confirmó un portavoz del Ejército israelí. "Este ataque aéreo es una respuesta a los disparos de cohetes Qassam".

"Nuestras fuerzas fueron puestas en estado de alerta avanzado, pues tememos una ola de atentados terroristas tras el atentado del lunes en Dimona", que causó la muerte de una israelí y la de dos kamikazes palestinos, declaró a la radio pública el comandante de la Policía, Bertie Ohayon.

El estado de alerta avanzado precede al del estado de emergencia. "Hemos movilizado a miles de policías y guardias fronterizos apoyados por voluntarios, para vigilar los sectores de alta densidad de población y las zonas sensibles, en especial a lo largo de la frontera con Egipto", agregó Ohayon.

El atentado suicida de Dimona, el primero desde hace un año, fue reivindicado en primer lugar por las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa y ayer por Hamas.

El presidente israelí, Shimon Peres, denunció que el atentado se proponía "matar toda posibilidad de paz", en momentos en que la Autoridad Palestina de Abbas e Israel llevan a cabo negociaciones con la meta de firmar un difícil acuerdo de paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios