Obama ofrece diálogo a los talibanes

  • El presidente afgano celebra la disposición de su homólogo estadounidense a que las tropas de EEUU entablen contacto con los grupos de insurgentes moderados para tratar de pacificar el país árabe

Comentarios 1

El presidente afgano, Hamid Karzai, dio ayer la bienvenida a las declaraciones del presidente de EEUU, Barack Obama, en las que éste sugiere la posibilidad de que las fuerzas estadounidenses en Afganistán mantengan contactos con grupos talibanes moderados.

En un discurso pronunciado en una escuela de Kabul ante un nutrido grupo de mujeres, Karzai aseguró que "son buenas noticias que Obama aceptara las conversaciones de paz y reconciliación con los talibanes moderados, tal y como los llaman ellos".

En una entrevista publicada ayer en el diario estadounidense The New York Times, Obama abrió la puerta a que las tropas de EEUU en el país puedan entablar conversaciones con un sector de los insurgentes como parte de la estrategia de Washington en el país, aunque no ofreció muchos detalles e insistió en que el conflicto afgano es más "complejo" que el de Iraq.

"Ésta ha sido la postura del Gobierno afgano desde hace tiempo. Apoyamos (esta idea) para que la paz y la estabilidad llegue a nuestro país", reiteró ayer Karzai. "Los talibanes que no están con Al Qaeda, los que no están involucrados en el terrorismo, los que no destruyen su país por orden de los extranjeros o los que han tenido que abandonar el país de forma obligada por miedo u otras razones, son bienvenidos", se ofreció el presidente.

Karzai ya ha expresado en varias ocasiones su deseo de negociar en términos mucho más amplios con los talibanes, entre ellos su líder, el mulá Omar, "si acepta la Constitución", e incluso si es necesario al margen de la postura de la comunidad internacional. "Aceptamos y damos la bienvenida a las conversaciones de paz entre Estados Unidos y los talibanes", añadió.

En la entrevista, Obama se limitó a trazar un paralelismo con Iraq, donde "parte del éxito" radica en los contactos con "gente que consideraríamos como integristas islámicos, pero que estaban dispuestos a trabajar (con EEUU) porque se habían visto alienados por las tácticas de Al Qaeda", en alusión a milicias suníes del país árabe.

Pero Afganistán es una región "menos gobernada, con una historia de feroz independencia entre las tribus", que actúan con "intereses opuestos", por lo que hallar una estrategia adecuada será un gran "reto", según Obama.

Karzai, que aceptó el pasado sábado celebrar los decisivos comicios presidenciales en agosto -y no en primavera, como era su voluntad- mantiene una relación más fría con Obama que con la Administración Bush.

En diciembre, el mulá Omar ya tachó de "propaganda" las especulaciones en la prensa según las cuales los talibanes habían llevado a cabo negociaciones de paz con el Gobierno afgano.

Obama envía hoy de nuevo a Europa a su vicepresidente, Joe Biden, para continuar intensas consultas con los aliados de Estados Unidos y acercar el esperado momento en que anunciará una nueva estrategia para Afganistán. Biden viaja hoy al viejo continente por segunda vez en un mes y seguirá los pasos de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que visitó varias capitales europeas la semana pasada.

Biden se reunirá con los miembros del Consejo del Atlántico Norte, el órgano de decisión política de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que cuenta con representantes permanentes de los 26 Estados miembros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios